El primer ministro palestino, Mohammad Ishtaye, dijo el jueves que la Autoridad Palestina (AP) acusará a cualquier persona involucrada en el problema de los asentamientos israelíes, ya sean diplomáticos, empresas o colonos.

Los comentarios de Ishtaye fueron una respuesta a la participación del Embajador de los Estados Unidos en Israel, David Friedman, el domingo en la inauguración de un túnel bajo la Mezquita Al-Aqsa en la Ciudad Vieja de Jerusalén.

Friedman apareció en un video sosteniendo un gran martillo y uniéndose a la demolición de un muro durante la inauguración.

«Hace unos días, todos nosotros vimos a un embajador de un gran país mostrando la demolición de uno de los hogares palestinos en Silwan, al sur de la mezquita de Al-Aqsa, para cavar un túnel para facilitar el movimiento de los colonos», dijo Ishtaye.

Agregó que «estas acciones nunca habían ocurrido en la historia de la diplomacia del mundo, que está completamente condenada».

«Demandaremos a todos aquellos que estén involucrados en el asentamiento israelí, sin importar que sean diplomáticos, empresas o colonos», dijo Ishtaye en una conferencia para la Sociedad de la Media Luna Roja Palestina.

Rechazó las políticas de Estados Unidos contra los palestinos, y agregó que «Estados Unidos dice que quiere ayudarnos económicamente y al mismo tiempo reduce su ayuda y los fondos que van a los hospitales y refugiados en los territorios palestinos».

Ishtaye reiteró la posición de la Autoridad Palestina que solo acepta el fin de la ocupación israelí y el establecimiento de un estado palestino independiente con Jerusalén Este como su capital y el derecho de retorno para los refugiados.

Los lazos políticos entre la Autoridad Palestina y los Estados Unidos se rompieron luego de la declaración del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en diciembre del 2017 de que Jerusalén era la capital del estado de Israel y trasladó la embajada a la ciudad en mayo del año pasado.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;