Cuba abrió cuatro parques solares capaces de suministrar a unas 7.000 familias en todo el país el jueves como un paso más hacia un futuro de energía sostenible.

Ubicados en tres provincias diferentes, los parques son parte de un proyecto financiado por la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA) a través del Fondo de Abu Dhabi para el Desarrollo (ADFD).

Ambas organizaciones internacionales apoyan los esfuerzos de los países en desarrollo para cambiar a energía limpia en un intento por abordar el cambio climático e implementar el Acuerdo de París.

En el caso de Cuba, las dos agencias proporcionaron más de 15 millones de dólares estadounidenses para construir los parques capaces de generar un total de 10 megavatios (MW) de electricidad: Camagüey, con 2.5 MW; Mayajigua y Venegas, con 2,5 MW y 1,25 MW respectivamente; y Cárdenas 1 en la provincia occidental de Matanzas, con 3,75 MW.

En la ceremonia de inauguración en Cárdenas 1, donde los técnicos cubanos instalaron 11,700 paneles solares, el Director General de IRENA, Francesco La Camera, dijo que los parques son un «testamento exitoso» de la cooperación multilateral.

«Todo esto muestra que Cuba es capaz de planificar, construir e implementar proyectos de esta magnitud, y muestra que se deben cambiar los paradigmas para revertir los efectos del cambio climático para el desarrollo sostenible. Es necesario continuar trabajando con este tipo de energía», agregó Cámara.

Para el 2024, Cuba planea generar el 24 por ciento de su electricidad a través de fuentes renovables como la biomasa de la caña de azúcar, la Energía solar, los parques eólicos y las pequeñas centrales hidroeléctricas.

«Para la IRENA, es una experiencia positiva trabajar junto con el gobierno cubano en su ambición de aumentar la producción de electricidad mediante el uso de energías renovables», dijo La Camera.

Livan Arronte, viceministro de Energía y Minas de Cuba, agradeció a la IRENA y al ADFD por su apoyo y dijo que las capacidades de estos parques son equivalentes al consumo anual de electricidad de alrededor de 6.944 hogares cubanos.

«Esto (el sistema) representará un ahorro anual de 4.700 toneladas de diésel y 12.700 toneladas de dióxido de carbono no se liberarán a la atmósfera», dijo Arronte.

Bader Almatrooshi, embajador de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) en Cuba, dijo que la apertura de los parques representó un hito en la cooperación bilateral para abordar conjuntamente el impacto negativo del cambio climático.

El diplomático agregó que este es uno de los 24 programas que el ADFD y el IRENA están ejecutando en todo el mundo para suministrar electricidad a más de 7 millones de personas.

La energía solar es ampliamente utilizada en Cuba. Hay 65 parques en todo el país y otros 15 en construcción para aumentar la capacidad instalada a 42 MW a finales de este año.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;