Bajo la cobertura de garantizar la seguridad en la ciudad, la policía del cantón de Sarajevo, en Bosnia y Herzegovina, continúa hoy operaciones de rastreo en varios sitios específicos ocupados por migrantes ilegales.

De acuerdo con declaraciones del Ministerio del Interior a medios de prensa, se trata de retirarlos de las terminales de trenes y buses, parques, centros comerciales, así como de otros lugares públicos y devolverlos a los sitios de recepción instalados precisamente para albergarlos y darles atención.

Las acciones comenzaron anoche y continúan este jueves, indicó la portavoz de esa cartera para el cantón capitalino, Suvada Kuldija, quien añadió que se realizarán en lo sucesivo para garantizar la protección en la ciudad y detectar posibles delitos cometidos por esas personas.

La fuente no precisa la nacionalidad de los migrantes e indica que el flujo de ellos hacia espacios públicos abiertos es descontrolado y, además, no están previstos para eso, lo cual puede ejercer cierta influencia en la situación de seguridad.

Los medios informan que tras comprobar su situación, fotografiarlos y registrar sus datos biométricos, son trasladados a campamentos disponibles en Uzivac y Deljas, periferia de la capital, y aquellos que cometieron alguna fechoría comprobada van al ubicado en Sarajevo oriental.

Las acciones se llevaron a cabo después de registrarse varios actos delictivos presuntamente cometidos por algunas de estas personas y los sospechosos retenidos están siendo investigados, añaden.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;