El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, discrepó hoy de afirmaciones de algunas calificadoras como Merryl Linch, y aseguró que en México no hay recesión económica ni se encamina a esa situación.

En su conferencia de prensa matutina, el mandatario respondió a una pregunta sobre ese tema con críticas a empresas especializadas, economistas y medios de prensa financieros víctimas, dijo, de una especie de nostalgia por la anterior política económica neoliberal.

Citó a algunos diarios nacionales que se hacen eco de noticias falsas sin investigarlas ni sustentarlas simplemente porque no les gusta la nueva política económica del Gobierno, e hizo un llamado a los dueños y directores de medios a que se actúe con responsabilidad.

Insistió en que no ve amenazas de recesión y le preguntó a esos periódicos y a esas firmas calificadoras por qué no dicen que el peso es la moneda que más se ha fortalecido en el mundo en relación con el dólar en este tiempo.

¿Por qué no dice que hay menos inflación que antes? Es decir, dos variables económicas importantes que tienen mucho que ver con los análisis y proyecciones de cualquier economía y en particular lo relacionado con el crecimiento.

Dijo que aún en el caso de aceptar que exista una disminución en las tasas de crecimiento, y no tengo la menor duda de que pueda existir esa baja porque todo es factible, sería de todas formas un nivel de desarrollo aunque sea mínimo, no un decrecimiento, entre otros factores porque ahora hay una mejor distribución del ingreso.

¿Que es el crecimiento?, se preguntó. Pues aumento de producción de riqueza lo cual no significa necesariamente distribución de riqueza, porque en México durante la época del neoliberalismo no hubo crecimiento ni distribución de la riqueza porque se concentró en unas pocas manos.

¿Cuál es la diferencia ahora? Que aunque haya menos crecimiento hay más desarrollo y más distribución de la riqueza.

Nosotros queremos crecimiento pero con bienestar y eso es lo que estamos logrando, y los neoliberales deben tomar en consideración que no hay depreciación de nuestra moneda y que es muy importante no tener inflación.

Ahora se proyectó un crecimiento de 2 por ciento y parece que no se va a alcanzar ese pronóstico, que será 1,0 o un poquito más, es lo que dicen, pero en el supuesto que sea así estamos hablando de crecimiento no de decrecimiento, indicó el mandatario.

No obstante, advirtió, van a seguir cuestionando el manejo económico porque les molesta mucho que haya decidido acabar con la corrupción, ese es el fondo, es el corretaje detrás de lo que dice la prensa extranjera.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;