Mientras Estados Unidos estaba sumido en conflictos armados en el Medio Oriente, China los observaba, tomaba prestadas las oportunidades estadounidenses y se convertía en la principal amenaza que ahora tiene Estados Unidos.

Esto fue dicho por el general estadounidense Mark Millie en una audiencia en el Senado de los Estados Unidos.

Según él, China se ha convertido no solo en un problema o en un enemigo, se ha convertido en un enemigo y durante los próximos cien años.

«China aprendió de nuestro ejemplo», subraya Millie. «Se enfocaron en cómo peleamos la primera guerra en el Golfo Pérsico, la segunda guerra en el Golfo Pérsico. Ellos estudiaron nuestro potencial y en su mayor parte lo copiaron».

El general admite que China está «muy rápidamente» mejorando su posición en el aire y el espacio, en la tierra y en el mar, así como en el ciberespacio. Con esta alineación, enfatiza Millie, Washington ya necesita preocuparse por sus propias posiciones, haciendo todo lo posible para no perderlas, especialmente con respecto a la República Popular de China.

“China no es nuestro enemigo, y quiero centrarme en esto. Es un adversario”, afirmó el general.

Fuente

Etiquetas: ; ;