El ministro de Defensa turco, Hulusi Akar, sostuvo una conversación telefónica con el secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, el viernes por la noche después del primer envío del sistema ruso de defensa contra misiles S-400 a Turquía.

«La adquisición por parte de Turquía del sistema de defensa ruso S-400 no fue una preferencia, sino una necesidad. Las evaluaciones sobre la propuesta del sistema de defensa Patriot todavía continúan», dijo Akar, citado por la Agencia Anadolu.

Akar dijo que la postura de Turquía sobre los aviones de combate F-35 no cambió y que el país ha cumplido con todas sus obligaciones hasta el momento.

«El deterioro de las relaciones entre Turquía y los Estados Unidos no sirve a Turquía, a los Estados Unidos ni a la OTAN», agregó.

Tres aviones de carga que transportaban componentes de los sistemas de defensa de misiles S-400 rusos llegaron a la Base Aérea Murted en la capital turca de Ankara el viernes.

Este proceso continuará en los próximos días, dijo Akar a los periodistas el viernes..

Washington advirtió repetidamente a Ankara que interrumpiría la compra por parte de Turquía de cazas F-35 si Ankara sigue adelante con la entrega de los S-400.

Mientras que el presidente turco, Recep Tayyip, Erdogan insistió en que se trata de «un trato hecho» y que su país no retrocederá «sin importar cuáles sean las consecuencias».

Fuente

Etiquetas: ; ; ;