Los activistas se congregaron frente a un centro de migración en McAllen, en la frontera entre Estados Unidos y México, el viernes, en protesta por la visita programada del vicepresidente estadounidense Mike Pence. La manifestación se realizó como parte de una protesta nacional contra las condiciones inhumanas en los centros de detención de migrantes.

Los manifestantes exhibieron numerosos carteles denunciando los centros, así como la separación familiar.

Hablando frente a la multitud, un manifestante dijo: «Y estos niños ya no tienen la oportunidad de soñar el sueño americano, que es el que tenían o sus familias. Y ahora tienen que vivir la pesadilla de haber perdido su seres queridos».

Otro manifestante dijo: «El mundo está mirando. Y eso es, creo, lo que a veces nuestros líderes olvidan. El mundo está mirando, y no quiero decir que estoy avergonzado. Estoy muy preocupado».

«La ideología de la supremacía blanca que esta administración alienta, abraza y levanta, ese no es mi EE.UU.. Nunca ha sido mi EE.UU.. Pero eso va a cambiar», dijo un tercer manifestante.

Miles de personas participaron en protestas en los Estados Unidos, cuando los manifestantes piden el cierre de los centros de detención de migrantes.

El trato a los migrantes en los centros de detención, especialmente a los niños migrantes, se ha visto afectado en los últimos meses, con informes de emergencias y crueldades del personal. Miembros del Congreso, como Alexandria Ocasio-Cortez, declararon ayer ante el Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes que los detenidos enfrentan abusos y condiciones inhumanas.

Fuente

Etiquetas: ;