La resolución del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas sobre Bielorrusia es absurda tanto en su contenido como en la idea de su aprobación, dijo la Dirección de Información y Diplomacia Digital del Ministerio de Relaciones Exteriores de Bielorrusia en un comentario publicado el viernes.

«La resolución va en contra del espíritu de las relaciones actuales entre Bielorrusia y la Unión Europea. Confiamos en que el mandato de los relatores especiales sobre Bielorrusia y la resolución deben ser abolidos», dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores.

El ministerio declaró que la resolución que fue iniciada por los estados miembros de la UE no es prometedora, como puede verse en los resultados de la votación. «El documento no fue respaldado por la mayoría: 27 de los 47 estados miembros del Consejo estaban en contra (seis países) o se abstuvieron (21 países)», señaló el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Aún así, el mecanismo del Consejo es que una vez que se aprueba una resolución, a sus autores les resulta difícil rechazarla en el futuro, dijo el ministerio. «Esto equivale al reconocimiento de la insuficiencia de la política de presión sobre Bielorrusia a través del mandato del relator especial que nuestro país no reconoce, considerándolo como una medida injusta y discriminatoria», dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Bielorrusia.

La resolución publicada el viernes dice que al Consejo le preocupa la situación de los derechos humanos y las libertades en Bielorrusia, especialmente las restricciones infundadas y los procesos excesivamente onerosos relacionados con la ejecución de los derechos a la libertad de reunión, asociación y expresión pacífica. El Consejo de Derechos Humanos de la ONU instó a las autoridades bielorrusas a cooperar con el relator especial sobre Bielorrusia, brindándole la posibilidad de visitar este país.

Fuente

Etiquetas: ; ;