La recesión puede afectar a Gran Bretaña en los próximos tres años y el riesgo del escenario sombrío se encuentra en su nivel más alto desde la crisis financiera, advirtió un think tank, señalando que el Reino Unido no está preparado para enfrentar las consecuencias.

Un estudio de Resolution Foundation publicado el domingo dijo que los motivos de la inminente caída son tanto de carácter mundial como nacional, incluida la desaceleración de la economía mundial en el contexto de las tensiones comerciales e incertidumbres sobre el Brexit.

Las últimas cinco recesiones costaron alrededor de £ 2,500 (US $ 3,150) por hogar y dejaron a casi un millón de personas desempleadas en el Reino Unido, dijo el think tank en su informe titulado «Falla en el plan = planificación para fallar». Si el gobierno no hubiera abordado el impacto de la última recesión, el PIB podría haber caído en un 12 por ciento, equivalente a más de £ 8,000 para cada familia en el Reino Unido.

Sin embargo, lo que fue efectivo para mitigar la última recesión, como los grandes recortes en las tasas de interés, difícilmente funcionará cuando se produzca una nueva recesión debido al clima económico actual, dijo el think tank, que pide un nuevo enfoque.

«Sin embargo, lo preocupante es que es poco probable que los responsables de la formulación de políticas puedan responder de la misma manera si se produce otra recesión», dijo el director de investigación, James Smith, en el informe. Explicó que hay poco margen de maniobra, dada la tasa base actual del Banco de Inglaterra de solo el 0,75 por ciento y la relación deuda / PIB, que es más del doble de la que prevaleció antes de la crisis de 2008.

«Entonces, es una gran preocupación que el legado de la crisis limite la capacidad de la política para apoyar a la economía», agregó.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;