Londres «facilitará» la liberación del petrolero iraní capturado en Gibraltar si Teherán garantiza que su destino no es Siria, dijo el secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Jeremy Hunt, luego de hablar con el iraní Mohammad Javad Zarif.

El secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Jeremy Hunt, dijo que Londres aceptaría liberar al petrolero iraní que los infantes de marina británicos tomaron en Gibraltar si Teherán le asegura que el barco no irá a Siria.

Irán ha declarado en repetidas ocasiones que el barco nunca tuvo la intención de navegar a Siria, pero al parecer esas declaraciones no fueron lo suficientemente convincentes para las autoridades británicas y de Gibraltar, que se apoderaron del petrolero la semana pasada. La policía de Gibraltar incluso arrestó a cuatro oficiales del barco, incluido su capitán, precisamente por sospecha de violar las sanciones de la UE contra Siria.

El incidente, que tuvo lugar la semana pasada, ha provocado una amarga disputa entre Londres y Teherán, que llevó al Reino Unido a elevar los códigos de seguridad para los buques con pabellón británico que navegan cerca del territorio iraní. Londres incluso acusó a Irán de intentos de «impedir el paso» de uno de sus propios petroleros, algo que Teherán negó.

Ahora, Hunt dijo que tenía una «llamada constructiva» con Zarif, quien le dijo a su homólogo británico que Irán «quiere resolver el problema y no está tratando de escalar».

A los cuatro miembros de la tripulación del petrolero iraní se les ha otorgado la libertad bajo fianza de la policía «con condiciones» el viernes, pero el buque sigue detenido.

El petrolero con bandera panameña tenía una tripulación de 28 personas compuesta en su mayoría por ciudadanos indios, pero también algunos pakistaníes y ucranianos, que fueron entrevistados como testigos, señalaron funcionarios de Gibraltar.

La justificación del Reino Unido para la incautación fue burlada por Irán, que calificó la medida de Londres como «piratería», al tiempo que decía que Londres estaba actuando en nombre de Washington. De hecho, el incidente se produce en medio de una amarga disputa entre Estados Unidos e Irán.

Washington ha amenazado antes con sancionar a cualquier país que importe petróleo iraní, y ha prometido reducir a cero las exportaciones de petróleo de la República Islámica. También recientemente instó a sus aliados a formar una coalición de «libertad de navegación» y, al parecer, atacar a Irán.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;