Por primera vez desde la década de 1970, se pusieron nuevos trenes al servicio de la población de Cuba.

Las autoridades del país esperan desarrollar un programa a gran escala para la renovación del sistema ferroviario de la isla, con la ayuda de Rusia y China, durante los próximos diez años.

En mayo del 2019, La Habana recibió 80 nuevos vagones fabricados en China que ya atienden a la población. Otros 80 vagones serán desembarcados en la isla el próximo año, informa Cubadebate. Los nuevos vagones se dividen en primera clase, que tiene un sistema de aire acondicionado instalado, y segunda clase.

Además, Cuba ha firmado un acuerdo con Rusia para modernizar sus ferrocarriles por un valor de casi $ 1 millón, aunque aún no se han revelado los detalles de la transacción.

En el 2017, el estatal ruso RZD reveló a Reuters que también estaba negociando la instalación de un enlace ferroviario de alta velocidad entre La Habana y el resort Varadero.

«Este es el primer paso hacia la transformación del sistema ferroviario cubano», dijo Eduardo Hernández, jefe de la Compañía Nacional de Ferrocarriles de Cuba.

En el 2018, los trenes cubanos transportaron 6,1 millones de pasajeros. El gobierno cubano pretende modernizar completamente el sistema ferroviario para el 2030.

El sistema ferroviario cubano es uno de los más antiguos del mundo. Su primera sección se lanzó en la década de 1830, por lo que también tuvo el primer tren en América Latina. Sin embargo, el sistema sufre la falta de mantenimiento y la falta de equipo moderno debido a las restricciones del embargo comercial de los Estados Unidos.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;