Docenas de manifestantes se reunieron para manifestarse contra el desalojo de ocupantes inmigrantes ilegales  de un edificio escolar abandonado en las afueras de Roma el lunes.

En un intento por evitar que la policía ingresara al edificio, los residentes habían incendiado previamente colchones y basura, según los informes.

La orden de desalojo se presenta como parte de una operación en curso para vaciar ciertos edificios ocupados, que el ministro del Interior, Matteo Salvini, describió como peligrosos para mujeres y niños. Él ha advertido que Italia no tenía «tolerancia» hacia eso.

Se proporcionará una vivienda alternativa a 200 personas afectadas por el desalojo de acuerdo con una declaración informada por los funcionarios del ayuntamiento.

Etiquetas: ; ; ;