El gigante minero brasileño Vale firmó el lunes un acuerdo con un tribunal laboral local para pagar una indemnización a las familias de las víctimas en el colapso de una represa en enero, que causó la muerte de unas 250 personas.

La compañía acordó pagar 700.000 reales (186.666 dólares estadounidenses) a cada uno de los padres, hijos y cónyuges de las víctimas: 500.000 reales por daños morales y 200.000 reales por seguro. Cada uno de los hermanos de las víctimas recibirá 150.000 reales.

Además, los dependientes de las víctimas recibirán seguro médico hasta que cumplan 25 años y una pensión mensual hasta que cumplan 75. Los padres también recibirán asistencia médica y psicológica.

El 25 de enero, el desastre ocurrió en Brumadinho, en el estado de Minas Gerais, en el sureste de Brasil, cuando una presa de relaves propiedad de Vale liberó un flujo de lodo que avanzaba a través de las oficinas de la mina, junto con casas, granjas, posadas y caminos río abajo.

Hasta el momento, la cifra de muertos en el colapso de la represa ha llegado a 248, mientras que otras 22 personas siguen desaparecidas.

Fuente

Etiquetas: ; ;