El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, visitará Argentina esta semana para conmemorar el 25 aniversario del atentado en el centro de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en Buenos Aires el 18 de julio de 1994. El ataque mató a 85 miembros de la comunidad judía de Argentina, el El sexto más grande del mundo.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, aprobó un decreto que designa a Hezbolá como un grupo terrorista, 25 años después de que la organización chií libanesa y su aliado, Irán, fueran acusados ​​de bombardear un centro judío en Buenos Aires, en el que murieron 85 personas.

La decisión de proscribir a Hezbollah en Argentina, basada en una solicitud de EE. UU. E Israel, se produce en medio de las crecientes tensiones entre EE. UU., El Reino Unido e Irán después de una serie de acusaciones y contraacusaciones, que comenzaron con EE. UU. Alegando que Irán había bombardeado Petroleros frente a las costas de los Emiratos Árabes Unidos en mayo, que Teherán negó con vehemencia.

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, se dirige a Argentina para reunirse con el presidente Macri y, después de la ceremonia de conmemoración, asistirá a la cumbre ministerial contra el terrorismo en el hemisferio occidental el 19 de julio.

Los eventos para conmemorar el atentado de 1994 comenzaron la semana pasada en la embajada argentina en Santiago y continuaron en Berlín, Londres, Madrid, Moscú, Ginebra, Canberra, Roma y Tel Aviv.

En la ceremonia de Santiago, Adrián Werthein, presidente del Congreso Judío Latinoamericano, dijo:

«Este fue un ataque contra todos los argentinos, un sentimiento compartido por todos en nuestro país. Es esencial que continuemos compartiendo la memoria del ataque y exigiendo justicia en todos los niveles. Esperamos que las conmemoraciones masivas se refuercen ante la comunidad internacional». comunidad la necesidad de poner fin a este flagelo del terrorismo «.

Varios de los acusados ​​de participar en el atentado de AMIA siguen siendo influyentes en Irán: Ali Fallahijan fue miembro de la influyente Asamblea de Expertos de Irán hasta 2016. Mohsen Rezai, es un asesor principal del líder supremo de Irán, Ali Khamenei, y Ahmad Vahidi es presidente de Universidad Suprema de Defensa Nacional de Irán.

¿Qué pasó el 18 de julio de 1994?
A las 9.53 de la mañana del 18 de julio de 1994, una furgoneta Renault Trafic con 275 kilogramos de explosivos fue conducida al frente del edificio AMIA en el centro de Buenos Aires, matando a 85 personas, incluido el conductor de la furgoneta, que nunca fue identificada de manera concluyente.

Ocho días después del atentado, un coche bomba estalló frente a la embajada israelí en Londres e hirió a 14 personas.

Ambos incidentes fueron atribuidos a Irán y sus aliados libaneses, Hezbolá.

La agencia de inteligencia Mossad de Israel y el FBI afirman que el conductor de la furgoneta de Buenos Aires era Ibrahim Hussein Berro, de 21 años, un agente de Hezbollah de Beirut, pero los hermanos de Berro dicen que murió en combate en el Líbano en septiembre de 1994.

[Tweet: «Macri declara a Hezbollah como una organización terrorista 25 años después del atentado de AMIA»]

¿Qué pasó durante la investigación?
El juez argentino a cargo de la investigación, Juan José Galeano, descubrió que la camioneta Renault Trafic que contenía la bomba había sido vendida por Carlos Telleldin, un comerciante de autopartes robadas.

Pero supuestamente se alentó al juez Galeano a investigar la «conexión local», que supuso que los policías corruptos habían facilitado el ataque, a expensas de la llamada teoría del «camino sirio».

Según informes, Telleldin había recibido una llamada telefónica unos días antes del atentado de Alberto Kanoore Edul, nacido en Siria, cuyos padres eran amigos del Presidente Menem, que también era de origen sirio.

Se dijo que Edul tenía el número de teléfono de Moshen Rabbani, un agregado cultural de la Embajada de Irán en Buenos Aires, en su agenda de contactos.

Edul, quien murió en 2010, siempre negó cualquier participación mientras Rabbani regresó a Irán después del atentado.

Siria e Irán han sido aliados durante muchos años, desde la Revolución Islámica en 1979, cuando el entonces presidente de Siria, Hafez Assad, vio en Irán un aliado natural contra Israel y también contra Irak.

En marzo de este año, el juez Galeano fue encarcelado durante seis años por su papel en el pago de US $ 400,000 a Telleldin a cambio de la participación del comisionado Juan José Ribelli y otros tres agentes de policía en la llamada “conexión local”. El ex presidente Menem, ahora de 88 años, fue absuelto de entrometerse en la investigación.

¿Por qué Argentina era un objetivo?
El bombardeo de AMIA no fue inesperado.

En marzo de 1992, un coche bomba estalló frente a la embajada israelí en Buenos Aires y mató a 29 personas.

Siete años después, el Tribunal Supremo argentino dictaminó que el ala terrorista de Hezbolá, la Jihad Islámica, había llevado a cabo el ataque y emitió una orden de arresto contra Imad Moughnieh.

En 2003, Argentina solicitó a Interpol notificaciones rojas a 12 iraníes y la agencia estuvo de acuerdo, pero las notificaciones se cancelaron en 2005 debido a una supuesta mala conducta del juez que investigó el atentado.

En 2007, se restablecieron los avisos rojos contra Ali Fallahijan, Mohsen Rabbani, Ahmad Reza Asghari, Ahmad Vahidi, Mohsen Rezai e Imad Moughnieh, pero murió en un coche bomba en Damasco en 2008.

En 2013, la presidenta de Argentina, Cristina Fernández Kirchner, firmó un memorando de entendimiento con Irán, que crearía una «comisión de la verdad» para llegar al fondo del atentado de AMIA.

¿Qué pasó con el fiscal Alberto Nisman?
Un informe argentino sobre el atentado de 1994, compilado por el fiscal Alberto Nisman en 2006, declaró: «El modo de operación del ataque fue idéntico al método empleado dos años antes».

Nisman afirmó que Irán había atacado a la comunidad judía en Argentina porque estaba enojado porque Buenos Aires había decidido suspender un contrato de transferencia de tecnología nuclear.

En enero de 2015, Nisman, quien afirmó que el presidente Fernández Kirchner estaba involucrado en un encubrimiento, murió de una herida de bala. El debate sobre si fue un asesinato o un suicidio continúa en Argentina hasta el día de hoy.

Esto fue discutido por Irán y por expertos independientes que dicen que las negociaciones sobre el contrato aún estaban en curso en el momento del bombardeo y que no tenía sentido que Teherán bombardee un objetivo en Argentina.
¿Irán fue culpado incorrectamente?
¿Pero Pablo Duggan, autor de Quien Mato a Nisman? (¿Quién mató a Nisman?), Dijo que su investigación ha socavado las afirmaciones de la participación iraní.

El Sr. Duggan le dijo a Sputnik en marzo de este año: «El atentado de AMIA muestra a un gobierno débil (bajo el presidente Carlos Menem) tratando desesperadamente de no ser culpado, de no ser acusado de no poder prevenir tal ataque. Es por eso que estaban ansiosos por comprar». «La idea israelí (y estadounidense) de que fue Irán quien ordenó el ataque. No hay una prueba consistente de eso en todos los archivos de AMIA».

[Tweet: «Hoy comienza la prueba de Carlos Telleldi por el ataque a la AMIA. Active Memory es parte de un archivo unificado con otros grupos familiares. La prueba se puede seguir en línea aquí».

El Sr. Duggan dijo: “El bombardeo reveló todos nuestros problemas como nación. El gobierno intentó desesperadamente defenderse. Otros países intentaron usar AMIA en su propio beneficio. La AMIA y la DAIA (Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas, la principal asociación de la comunidad judía argentina) también desempeñaron un papel vergonzoso en la investigación, respaldando la teoría iraní solo para aprovechar las relaciones económicas con Israel y los grupos de presión estadounidenses. A nadie le importaba la verdad «.

Cualquiera que sea la verdad del asunto, nadie ha comparecido ante la justicia por los atentados de 1992 o los de 1994, e Irán sigue siendo inocente hasta que se demuestre su culpabilidad.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;