Un par de expertos alemanes, incluido un alto oficial retirado de la OTAN, hicieron todo lo posible por advertir al mundo sobre una Rusia con armas nucleares, pero en realidad fue Occidente quien hizo todo lo posible por amenazar a Rusia, dijeron los expertos.

No hay escasez de artículos expertos en estos días que suenen alarmantes sobre las políticas «asertivas» de Rusia, y que la mayor parte de la experiencia de los terroristas proviene del otro lado del Atlántico. Esta vez, sin embargo, dos alemanes, Joachim Krause, director del Instituto de Política de Seguridad, y el general retirado de tres estrellas Heinrich Brauss, tomaron la iniciativa.

Según el extraño artículo de opinión de Die Welt al que contribuyeron, Moscú bajo Putin «se está preparando, totalmente sin provocación, para las guerras regionales en Europa, que quieren terminar con la ayuda de las amenazas de armas nucleares». Y esos «preparativos de guerra» están ocurriendo en un momento «cuando nuestra atención política está envuelta en el cambio climático, la crisis migratoria, la crisis de la UE y muchos otros temas».

Si se desata una guerra, Moscú podría intentar un «ataque sorpresa … que estaría respaldado por amenazas nucleares antes de que la OTAN pueda responder con eficacia», afirmó la pareja. Haciéndose eco de algunos halcones del Pentágono, destacaron los estados bálticos y Polonia como las primeras víctimas de la ofensiva rusa.

Los argumentos de los reputados expertos pueden parecer plausibles, pero los expertos entrevistados creen que lo contrario es cierto. «La OTAN hizo lo que pudo hacer … para representar una amenaza militar para la Federación Rusa», dijo Willy Wimmer, ex vicepresidente de la Asamblea Parlamentaria de la OSCE.

Del mismo modo, la UE se está militarizando a sí misma mientras persigue «una vieja idea anglosajona» de aislar a Rusia del resto de Europa.

Al igual que muchos otros artículos contra Rusia, la publicación de Die Welt no estaría completa sin decir que Moscú «interfiere a propósito con nuestras democracias». También se quejó de que la OTAN no puede hacer nada para enfrentarlo. «Todo lo que Rusia está haciendo no está reconocido en los círculos occidentales», comentó Peter Schulze, profesor de la reputada Universidad de Goettingen.

Moscú «está visiblemente demonizado, esta es una situación trágica en la que estamos todos», lamentó. Lamentablemente, estas acusaciones no son extraordinarias ya que «la mayoría de los expertos alemanes están flotando en la corriente principal, y la corriente principal [dice] que Rusia es responsable, Rusia es un demonio, Rusia es un agresor».

La publicación hizo referencia repetidamente a la mentalidad estratégica rusa que supuestamente permite que las armas nucleares se usen junto con las convencionales. También busca «explotar las debilidades del otro lado y evitar ser explotado por el enemigo».

Tales afirmaciones están desconectadas de la realidad y tienen poco sentido, de acuerdo con Schulze. «Nadie quiere una guerra nuclear, ni siquiera los [políticos] acérrimos en Occidente o los elementos más conservadores del Kremlin», afirmó.

Curiosamente, los autores no se desviaron mucho de la palabra oficial de la OTAN. Su última estrategia militar condena los «desafíos en el este y el sur» de Europa y cita una «amenaza nuclear» comúnmente promocionada desde Moscú.

Obviamente, «no hay nada objetivo en este informe» porque Krause y Brauss estaban «simplemente repitiendo [una agenda] que sale de la sede de la OTAN y Bruselas».

Los expertos «tienen una misión que cumplir, es decir, salir de vez en cuando con los llamados informes [sobre Rusia]», concluyó. La historia llega cuando la OTAN acumula fuerzas y actualiza su infraestructura en el este de Europa. El bloque ha organizado repetidamente varios juegos de guerra en su ‘flanco este’, centrado en proteger a los países bálticos y Polonia contra la elusiva «agresión rusa».

Mientras tanto, los ejercicios militares rusos, que nunca se han desbordado del propio territorio de Rusia, han provocado una histeria masiva entre los funcionarios de la OTAN que los describieron como preparativos para invasiones secretas e inminentes.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ;