El Gobierno de Venezuela defiende hoy la opción del diálogo con la oposición para dirimir en paz las diferencias políticas, frente a las presiones de factores externos para boicotear ese proceso.

La Cancillería emitió la víspera un comunicado en rechazo a las declaraciones injerencistas de la alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, quien amenazó con nuevas medidas coercitivas unilaterales contra la nación sudamericana.

De acuerdo con el documento, la jefa de la diplomacia europea ‘acude a la intromisión en asuntos internos y profiere inaceptables amenazas (…), aproximándose más a las posiciones agresivas del Gobierno estadounidense que a los esfuerzos por alcanzar un entendimiento pacífico entre los principales actores políticos venezolanos’.

‘Mientras en Venezuela y en el mundo se levantan voces que condenan el criminal bloqueo (…), la Unión Europea utiliza estas medidas como mecanismo de extorsión política y como defensa y justificación para favorecer a responsables de delitos políticos y a quienes hacen llamados para una intervención militar extranjera’ en el país, indicó el texto.

El comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores exhortó al bloque europeo a mantener una posición de respeto y equilibrio constructivo, así como a desistir en sus intentos por entorpecer los mecanismos pacíficos de solución que promueven las autoridades venezolanas, mediante las conversaciones políticas con sectores de la oposición.

A su vez, el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, exigió respeto por la soberanía de Venezuela ante las declaraciones injerencistas de la alta representante de la Unión Europea.

‘(…) Venezuela es libre de groseros imperios europeos desde hace 208 años. Nos amenaza con declaraciones infames que intentan enturbiar el avance del diálogo en Noruega. Usted ya es pasado, señora Federica Mogherini. Respete’, escribió el titular en la red social Twitter.

Jorge Rodríguez encabeza la delegación del Gobierno venezolano que arribó el lunes a Barbados para desarrollar una nueva ronda de conversaciones para buscar una salida negociada a la crisis política de la nación sudamericana.

A su arribo a la nación caribeña, Rodríguez afirmó a través de la plataforma comunicacional que el Ejecutivo bolivariano mantiene ‘el planteamiento fundamental del presidente Nicolás Maduro, un diálogo permanente para la paz, (…) la convivencia y la resolución constitucional y democrática de las controversias políticas’.

‘Ya no más el expediente de violencia, recurrir a salidas fuera de la Constitución; seguimos con la palabra del papa Francisco para que podamos en esta mesa de diálogo resolver las controversias (…) por vías pacíficas’, agregó el ministro.

Desde la reanudación de las negociaciones la semana anterior en Barbados, tras los contactos exploratorios desarrollados en Oslo, el canciller Jorge Arreaza denunció Estados Unidos pretende sabotear el diálogo político nacional mediante la imposición de su ‘agenda de guerra’ con la anuencia de sectores de la derecha local.

Arreaza respondió así a las declaraciones de una portavoz del Departamento de Estado norteamericano, acerca de que ‘cualquier discusión sobre una transición debe incluir la partida de Maduro como condición previa para las elecciones’.

En tal sentido, el titular rechazó además la reciente convocatoria realizada por las autoridades de Perú, a desarrollar una conferencia internacional para debatir la situación venezolana desde el autodenominado Grupo de Lima, punta de lanza en el asedio político y diplomático contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

Los gobiernos subordinados a Estados Unidos niegan la oportunidad de establecer la paz y el entendimiento en Venezuela al interferir en el proceso de diálogo político, subrayó Arreaza, y aseguró que tales acciones ‘están destinadas a fracasar’.

Etiquetas: ; ; ; ;