Francia y Alemania convocaron una reunión para el lunes en París, para lograr un acuerdo temporal sobre la acogida de migrantes rescatados en el Mediterráneo central, tras el fracaso de esa iniciativa durante un encuentro hoy en esta ciudad. El ministro francés de Interior, Christophe Castaner, dijo que »si se puede avanzar el lunes, e Italia y Malta lo consideran importante, creo que sería un éxito».

La propuesta franco-alemana fue presentada en esta capital al margen de una reunión de ministros de Justicia e Interior de la Unión Europea (UE).

Castaner explicó que la intención es obtener ‘el compromiso de quince países’ con ese mecanismo temporal y precisó que ‘no trata de cambiar la política de inmigración de la UE, sino de mostrar que está a la altura de sus obligaciones humanitarias’.

Reconoció que la cita previa, realizada ayer en la anoche antes de la reunión ministerial, no logró acercar posiciones respecto a esa iniciativa.

La propuesta intenta encontrar una solución para que los migrantes rescatados por las organizaciones no gubernamentales (ONG) en el Mediterráneo puedan ser desembarcados en un ‘puerto seguro’.

El titular francés de Interior dijo que podría incluir también la posibilidad de contar con puertos seguros ‘en Túnez’, una alternativa a la negativa del Gobierno italiano de continuar recibiendo migrantes debido a su proximidad con las zonas de rescate.

Tanto en la cena de este miércoles como en la reunión de esta mañana en Helsinki, el Ministerio italiano de Interior rechazó la fórmula de designación de ‘países seguros’ para proceder a ‘readmisiones automáticas’ de los migrantes rescatados.

Por su parte, la Comisión Europea instó ayer a los gobiernos de los 28 a no criminalizar a las ONG que contribuyen a salvar vidas en el Mediterráneo.

En un debate sobre el tema en la Eurocámara, el comisario de Ayuda Humanitaria, Christos Stylianides, reclamó la necesidad de alcanzar un acuerdo temporal que permita el desembarco y distribución de las personas rescatadas entre países, de forma voluntaria.

‘Ninguna forma de asistencia genuina a inmigrantes debe ser criminalizada en virtud del derecho de la UE’, dijo, refiriéndose al caso de la capitana Carola Rackete, del barco Sea Watch 3, detenida y enjuiciada en Italia por desembarcar a 40 inmigrantes en Lampedusa sin autorización.

Stylianides recordó que el rescate de personas en naufragio ‘es una obligación en virtud del Derecho Internacional’ y una ‘obligación moral’, advirtió.

Reconoció el importante papel de las ONG en el Mediterráneo ‘para salvar vidas en el mar’, aunque ‘todos los actores deben seguir las instrucciones recibidas de las autoridades nacionales que coordinan las operaciones de búsqueda y rescate’.

Apunto que las soluciones circunstanciales ‘no pueden ser sostenibles’ y se necesita un mecanismo ‘predecible, temporal’ para el desembarco, ‘práctico y voluntario’ con el respaldo financiero y operativo de la UE.

En el debate, la ministra finlandesa de Asuntos Europeos, Tytti Tuppurainen, dejó claro que el bloque comunitario necesita una solución ‘a largo plazo, completa y humana’ para gestionar los flujos.

Sin embargo, aseguró que Helsinki, durante su actual presidencia de la UE, tratará de avanzar en una solución ‘temporal’ para resolver el desembarco de migrantes y su distribución posterior de forma ‘más estructurada’.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;