Importantes acuerdos con grandes potencias como Rusia, China, India y Alemania relacionados con la industrialización del litio y de hidrocarburos, lanzan hoy a Bolivia al escenario internacional mediante el acercamiento, aseguró el analista económico Miguel Ángel Marañón.

Precisó que esos países son reconocidos mercados a nivel mundial para la comercialización de los productos bolivianos, gracias a la nacionalización hidrocarburífera en 2006 que convirtió al país suramericano en exportador de materias primas como la urea producida en Bulo Bulo (Cochabamba) o el cloruro de potasio de la planta industrial del salar de Uyuni (Potosí).

Marañón destacó las inversiones de la empresa alemana ACI Systems para desarrollar la tercera fase de la industrialización del litio con alrededor de mil 300 millones de dólares en Uyuni, y con la firma china Xinjiang Tbea Group-Baocheng para los salares de Coipasa (Oruro) con dos mil 300 millones.

Recordó que durante la visita del presidente indio Ram Nath Koving, en marzo pasado al país fue manifestado el interés de Nueva Delhi en la participación de proyectos estratégicos relacionados con el metal blando y ofreció 13 mil millones de dólares para invertir en el sector de hidrocarburos.

El presidente Evo Morales, se reunió el 11 de julio con su par ruso Vladimir Putin, y suscribieron varios acuerdos como la compraventa de gas natural boliviano con la empresa Acron por 20 años a partir de 2023, y la exportación de fertilizantes de las plantas de Bulo Bulo y la brasileña Tres Lagunas en sociedad con la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos.

arañón afirmó que no son casuales esos acuerdos, porque son resultado de la política económica implementada en la nación andino amazónica por Morales hace 13 años, dirigida a la búsqueda de socios estratégicos que no impongan condiciones y negocien de igual a igual.

‘Participar en mercados como Rusia (con más de 130 millones de habitantes), China (con más de mil 300 millones) y con India representa para el Estado boliviano una enorme oportunidad para generar toda una gran inversión no solo estatal, sino también privada porque se trata de ingresar a mercados gigantescos y de mucho potencial económico’, resaltó.

Asimismo, el crecimiento, estabilidad económica y solvencia financiera de Bolivia lo hacen ver como un ‘socio serio’ por los demás países para invertir en diferentes sectores, comentó el analista que, a su juicio, es muy diferente en el caso de Argentina donde el predominio de la inestabilidad financiera y social la hacen poco atractiva para rubricar acuerdos.

Bolivia registraba un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de ocho mil 784 millones de dólares en 2005, cifra que se incrementó a 40,5 mil millones gracias a la implementación del modelo impulsado por el presidente Evo Morales, desde 2006.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;