Los participantes de la Segunda Conferencia Ministerial contra el Terrorismo del Hemisferio Occidental pidieron esfuerzos para prevenir actos terroristas, de acuerdo con una declaración conjunta publicada el viernes al final del evento.

Los asistentes a la conferencia «condenaron el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, y cualesquiera que sean sus motivaciones, enfatizando que constituye una amenaza para la paz y la seguridad de los países y la comunidad internacional», dice la declaración.

Irónicamente EE.UU. estuvo presente, dado que hay evidencia que apoya a grupos declarados terroristas por la comunidad internacional en Siria.

Los países miembros también acordaron que «los esfuerzos en la lucha contra el terrorismo y la financiación del terrorismo, tanto en el ámbito de las respuestas individuales como colectivas, deben llevarse a cabo de conformidad con el derecho internacional».

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo durante su discurso de apertura que «el terrorismo es una verdadera amenaza para el hemisferio occidental y pidió compartir experiencias e información».

El ministro de Relaciones Exteriores argentino, Jorge Faurie, también dijo que el terrorismo constituye una amenaza global que siempre se traduce en «sufrimiento y un dolor desgarrador».

«La lucha contra el terrorismo se basa en la cooperación multilateral, se basa en el hecho de que todos estamos informados, alertas y compartimos soluciones para erradicar este sangriento fenómeno», dijo.

La tercera conferencia de este tipo se llevará a cabo en Colombia el próximo año, agregó.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;