En al menos cuatro casos separados en octubre del 2017, los informantes de la policía capturaron en secreto el audio de las reuniones celebradas por el grupo «Refuse Fascism» (Rechazo al Fascismo) de la sección de Los Ángeles en la Iglesia Metodista Unida de Echo Park, informó el diario Los Angeles Times, citando los registros judiciales de los Estados Unidos.

De acuerdo con el informe de los medios de comunicación, las transcripciones de las actividades del informante se hicieron públicas como parte de una investigación en curso contra varios miembros del grupo que fueron acusados ​​de entrada ilegal por bloquear una sección del centro de la autopista 101 durante dos mítines anti-Trump separados en el otoño del 2017.

Anteriormente, el grupo «Refuse Fascism» (Rechazo al Fascismo) llevó a cabo varias manifestaciones contra Trump y su administración en las principales ciudades de Estados Unidos.

El Departamento de Policía de Los Ángeles lanzó una operación clandestina en octubre del 2017, cuando las agencias de aplicación de la ley en todo Estados Unidos se preparaban para protestas masivas con motivo del primer aniversario de la elección de Trump. En particular, la operación fue lanzada por la División de Delitos Mayores del Departamento de Policía de Los Ángeles.

El Departamento de Policía de Los Ángeles habría equipado a sus informantes con dispositivos ocultos de grabación de audio y los envió a reuniones de activistas anti-Trump.

Según The Guardian, al citar a un activista que fue monitoreado y registrado por el informante y posteriormente acusado, la vigilancia no impedirá que «Refuse Fascism» organice más manifestaciones.

«No estamos asustados. No vamos a retroceder ante la represión […] Estás en una iglesia y te estás reuniendo para organizar una protesta pacífica, y corres el riesgo de ser acusado de conspiración o de estos delitos menores», dijo Miguel Antonio, de 28 años, a The Guardian el viernes.

Según los informes de los medios de comunicación con sede en Estados Unidos, el caso de espionaje en Los Ángeles no es único, ya que la policía ha atacado y espiado a grupos y manifestantes anti-Trump en todo el país.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;