Miles se reunieron en Managua ayer viernes para conmemorar el 40 aniversario de la victoria de la Revolución Sandinista de 1979 que derrocó a la dictadura de Somoza. El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, habló en el evento donde realizó una crítica velada de las sanciones de Estados Unidos y dijo que estaba listo para ganar las próximas elecciones generales programadas para el 2021.

«No podemos aceptar sanciones porque para aplicar una sanción debe basarse en el derecho internacional, de lo contrario ningún estado tiene el poder de sancionar a otro estado», dijo. «El estado que actúa de esa manera, simplemente está cometiendo crímenes de naturaleza internacional».

Los Estados Unidos y Canadá anunciaron en forma conjunta sanciones contra cuatro altos funcionarios nicaragüenses en junio en relación con la respuesta de la administración de Ortega a las supuestas «protestas» en curso contra las reformas de la seguridad social, que fue más que nada una cortina de humo para perpetrar un real golpe de estado contra el gobierno sandinista.

El 19 de julio de 1979, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y sus tropas entraron a Managua y declararon que tenían el control. El ex presidente Anastasio Somoza Debayle había presentado su renuncia dos días antes, señalando el fin del violento y autocrático gobierno de la familia Somoza.

Etiquetas: ; ; ; ;