Un tribunal regional rechazó una solicitud de los abogados defensores del ex presidente brasileño Luis Inácio Lula da Silva para despedir a dos jueces involucrados en la investigación del caso Atibaia, confirmaron ayer viernes fuentes judiciales.

En febrero, Lula fue condenado a 12 años y 11 meses de prisión por los trabajos de reparación realizados por las empresas constructoras OAS y Odebrecht en una propiedad rural atribuida al ex presidente en Atibaia, Sao Paulo, como pago por supuestos favores políticos.

Después de la decisión, los abogados defensores del ex líder sindical apelaron la decisión y exigieron que los jueces Joao Pedro Gebran Neto y Thompson Flores fueran retirados del juicio porque estaban sesgados.

Según los abogados de Lula, Flores no puede investigar el caso porque hizo declaraciones ante los medios locales cuando era el presidente del Tribunal Federal Regional de la Cuarta Región (TRF4), durante la investigación del apartamento triplex en Guaruja (Sao Paulo), otra investigación por la que fue condenado el ex presidente.

Además, la defensa señaló que el juez interfirió ilegalmente cuando anuló la decisión del juez Rogerio Favreto, quien ordenó la liberación de Lula en el 2018.

Con respecto a Neto, los abogados defensores acusaron que él tiene una relación íntima con el ex juez Sergio Moro, quien estuvo involucrado en la demanda contra el ex jefe de Estado por la jueza Gabriela Hardt.

Fuente

Etiquetas: ; ;