El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, tuiteó el lunes que su administración y los líderes del Congreso alcanzaron un acuerdo presupuestario bipartidista para los próximos dos años que también aumentará el límite de préstamos de los EE.UU. para evitar un posible default (incumplimiento).

«Me complace anunciar que se ha llegado a un acuerdo con el líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell, el líder de la minoría del Senado Chuck Schumer, el presidente de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi y el líder de la minoría de la Cámara de Representantes Kevin McCarthy sobre un techo de dos años para el presupuesto y la deuda», dijo.

El presidente, sin embargo, no dijo si firmará el acuerdo si se aprueba en ambas cámaras del Congreso.

Al comienzo del día, cuando recibía al primer ministro pakistaní, Imran Khan, en la Oficina Oval, Trump dijo a los reporteros que «se mantenían muy buenas conversaciones» sobre el tema entre los funcionarios de la administración y los líderes del Congreso de ambos partidos en ambas cámaras del Congreso.

«Lo estamos haciendo muy bien si observan el límite de la deuda, sin embargo, quieren definir eso», dijo el presidente. «Y creo que lo estamos haciendo muy bien en el presupuesto».

Al citar a personas familiarizadas con las conversaciones, los medios estadounidenses informaron el lunes por la mañana que el acuerdo elevaría los niveles generales de gasto en 320 mil millones de dólares estadounidenses para los próximos dos años, en comparación con el límite establecido en una ley del 2011.

El acuerdo también suspenderá el techo de la deuda federal hasta el 31 de julio del 2021. El techo de la deuda actual venció el 1 de marzo, cuando la deuda se disparó a más de 22 billones de dólares. El Departamento del Tesoro ha tomado una serie de «medidas extraordinarias» para evitar que la nación incumpla sus obligaciones de pago.

Empaquetar el aumento del techo de la deuda con un acuerdo de gasto general ha sido la solicitud de los demócratas de la Cámara. El acuerdo del lunes también incluye cerca de 75 mil millones de dólares en compensaciones por aumentos iguales en el gasto militar y no militar.

Mientras que los demócratas lograron reducir significativamente las compensaciones de la oferta original de la Casa Blanca de 150 mil millones de dólares, Pelosi, una demócrata de California, aún se enfrenta a los liberales en su propio comité que se oponen a aumentar el gasto de la defensa. Trump dijo que era «muy importante» cuidar de los militares estadounidenses.

Además, el acuerdo terminará permanentemente con lo que se conoce como el «sequester» (confiscación), los recortes automáticos de gastos requeridos en la Ley de Control de Presupuesto del 2011. La confiscación pretende recortar los gastos de las agencias federales por un total de 1.2 billones de dólares durante la década finalizando 2021, cuando la ley vence.

Las ramas legislativa y ejecutiva deben llegar a acuerdos presupuestarios a corto plazo para no desencadenar la confiscación, que entró en vigor en 2013 y se ha evitado varias veces desde entonces. El acuerdo actual, si se alcanza, evitaría la devolución del secuestro en enero.

Se espera una votación de la Cámara de Representantes antes del viernes, cuando la cámara se retire para el receso de agosto. El receso del Senado está programado para comenzar el 2 de agosto.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;