El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, pidió el martes a su homólogo estadounidense, Donald Trump, una explicación para decir que la guerra en este país podría ganarse en una semana, pero no quiere «matar a diez millones de personas».

Trump hizo esa declaración cuando recibió al primer ministro pakistaní, Irman Khan, en la Casa Blanca.

Luego, en una declaración publicada el martes, Afganistán solicitó una explicación sobre esas palabras del presidente de los Estados Unidos en los medios de comunicación y a través de los canales diplomáticos.

El comunicado, publicado en el sitio web de la Presidencia, dijo que «la nación afgana no ha permitido ni permitirá que ninguna potencia extranjera decida sobre su destino», aunque cuenta con el apoyo de las fuerzas estadounidenses y de la OTAN en su ofensiva contra el movimiento talibán y grupos insurgentes.

El enviado especial de Washington para la reconciliación en Afganistán, Zalmay Khalilzad, en un esfuerzo por aliviar las tensiones, publicó un mensaje en Twitter en el que reinterpretó las palabras de Trump. Según Khalilzad, el presidente de Estados Unidos le dijo al primer ministro pakistaní que no hay una solución militar razonable para la guerra en Afganistán y que la paz debe lograrse por medios políticos.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;