El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) destacó el martes el compromiso asumido por varios países de la Unión Europea (UE) de implementar medidas para prevenir nuevas muertes de migrantes en el Mar Mediterráneo.

El jefe, Filippo Grandi, y el director de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Antonio Vitorino, pidieron a la UE que reanudara la búsqueda y rescate de migrantes que había dejado en suspenso.

En una declaración conjunta, los dos funcionarios destacaron que las operaciones de rescate ya no deberían recaer exclusivamente en embarcaciones comerciales y en organizaciones no gubernamentales, y mucho menos ser criminalizadas por ese trabajo.

Según la información recibida, de los 14 países representados en la reunión de París, ocho aceptaron la propuesta de Francia y Alemania para la distribución de refugiados una vez que hayan sido rescatados en el mar, como anunció el lunes el presidente francés Emmanuel Macron. El mecanismo, que será coordinado por la Comisión Europea, se extenderá hasta octubre o finales del 2019 y permitirá que los migrantes sean transportados en botes privados al puerto seguro más cercano.

También facilitará la reubicación de los solicitantes de asilo lo más rápidamente posible a otros países.

Otro punto destacado por el ACNUR y la OIM en su declaración fue el consenso de los estados europeos para poner fin a la detención arbitraria de refugiados y migrantes en Libia.

«Ante los riesgos de abuso, maltrato o muerte, nadie debe ser devuelto a los centros de detención en Libia después de ser interceptado o rescatado en el mar», advierte la declaración.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;