Con una crisis económica que sigue golpeando el bolsillo de los argentinos, las ventas en supermercados y tiendas continúan hoy sin repuntar y registra 11 meses de caídas consecutivas.

Según un nuevo reporte del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), la gente compra poco pues las ventas en estos lugares cayeron en mayo a 13,5 por ciento con respecto al mismo mes del año pasado, en tanto en las tiendas también hubo un descenso de las compras de 18,7 por ciento.

En el mes de mayo, -cuando el dólar tuvo también grandes vaivenes afectando la moneda nacional-, las ventas totales a precios corrientes subieron un 44,7 por ciento, por debajo de la inflación acumulada en el mismo periodo lo que da cuenta de la contracción del consumo, señaló la fuente.

Sin levantar, en total en estos cinco meses de 2019, que incluyó fechas significativas como el 14 de febrero o las pascuas en abril, donde desembolsan ahorros para comprar regalos, solo se lograron ventas en supermercados por un 12,7 por ciento.

Por otro lado, el Indec precisó que un 36 por ciento de las personas adquirieron sus productos en los supermercados pagando con tarjetas de crédito, mientras en las cadenas mayoristas ese porcentaje llegó al 52,4 por ciento en mayo último.

Además de la recesión, la inflación y los servicios básicos y los alimentos en aumento cada mes, Argentina atraviesa por un año electoral y algunos prefieren ahorrar, en tanto otros por miedos se aventuran a comprar poco.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;