La semana pasada, Irán declaró que había incautado el buque petrolero de bandera británica Stena Impero en el Estrecho de Ormuz por lo que Teherán describe como una violación de las regulaciones marítimas internacionales.

La empresa iraní Tasnim informó el miércoles, citando al jefe de la oficina del Líder Supremo, que el Reino Unido había enviado mediadores a Irán en un intento por liberar el barco incautado con bandera del Reino Unido.

«Un país que en un momento nombró a ministros y abogados en Irán ha llegado a un punto en el que envían un mediador y suplican que su barco sea liberado», dijo Mohammadi-Golpayegani, citado por Tasnim.

El 19 de julio, el ejército iraní anunció que había incautado un buque petrolero de bandera británica, el Stena Impero, en el Estrecho de Ormuz, por una presunta violación de las normas marítimas internacionales.

El barco, con 23 tripulantes, incluidos tres ciudadanos rusos, ha sido guiado al puerto de Bandar Abbas. Aunque la tripulación del petrolero ha estado fuera de contacto, Irán afirma que están a salvo y que el buque está atracado en el puerto.

El incidente ocurrió el mismo día en que un tribunal de Gibraltar anunció que un petrolero iraní, el Grace 1, sería detenido por 30 días más. El 4 de julio se incautó al petrolero porque, según las autoridades de Gibraltar, se sospechaba que transportaba petróleo a Siria en violación de las sanciones de la UE. El ministro de Relaciones Exteriores iraní, Javad Zarif, describió la toma como «piratería».

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;