Mohammed Saud, un estudiante saudí y bloguero, fue atacado por indignados locales cuando fue a visitar la Ciudad Vieja de Jerusalén como parte de una misión iniciada por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel para mejorar las relaciones diplomáticas con el mundo árabe.

La policía israelí emitió una orden que estipula que cuatro palestinos que presuntamente lanzaron los abusos y las sillas contra un bloguero saudita a favor de Tel Aviv cerca del complejo de la mezquita de al-Aqsa deben permanecer fuera del lugar sagrado, informó la Agencia de Noticias AhlulBayt de Irán (ABNA).

Según Nasser Qous, el jefe de la oficina de la Sociedad de Prisioneros Palestinos (PPS) en Jerusalén, según lo citado por el outlet, la policía israelí convocó a los cuatro sospechosos palestinos, junto con dos periodistas y tres guardias de al-Aqsa. Malik al-Nabulsi, de 14 años de edad, recibió una orden de deportación, mientras que al resto también se le prohibió estar en el sitio por períodos de tiempo no especificados, lo que podría prolongarse.

Saud, cuya cuenta de Twitter abunda en mensajes de apoyo a Israel y su primer ministro, Benjamin Netanyahu, es uno de los seis grupos de periodistas árabes y personas de las redes sociales que viajaron a Israel en particular al Monte del Templo. La delegación fue llevada allí por invitación del Ministerio de Relaciones Exteriores, que está listo para establecer contactos con el mundo árabe.

Los palestinos que protestaban por su llegada lo etiquetaron como «un traidor», «animal» y «basura sionista», y lo encomendaron a orar en una sinagoga en lugar de una mezquita, informaron los medios israelíes. En breve surgió un video que mostraba a un niño escupiendo a Saud varias veces, mientras que otras personas pueden verse arrojando sillas al bloguero mientras camina por las calles de la Ciudad Vieja.

El frenesí de los palestinos fue duramente denunciado por las autoridades israelíes, con un portavoz del tweeting del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel:

«Condenamos enérgicamente el comportamiento cruel e inmoral de algunos palestinos cerca de la Mezquita de Al-Aqsa hacia una personalidad de los medios de comunicación sauditas que llegaron a Jerusalén para ser un puente hacia la paz y el entendimiento entre los pueblos».

Aunque Israel no tiene ninguna relación diplomática oficial con Arabia Saudita y el enfrentamiento entre israelíes y palestinos aún persiste, los dos países parecen mantener lazos informales y cerrar acuerdos públicos.

Israel ha admitido anteriormente que tiene «vínculos secretos» con algunos estados árabes, con Netanyahu calificando a esta cooperación de «fructífera» y capaz de «ampliar el círculo de paz». Además, han surgido informes de que Netanyahu expresó interés en formalizar finalmente los lazos entre el estado judío y Arabia Saudita, e incluso participar en conversaciones con este fin.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;