La ayuda humanitaria suministrada por las agencias relevantes de la ONU a Siria no se distribuye equitativamente, e Idlib recibe más cargas humanitarias que los territorios controlados por el gobierno, dijo el jefe del Centro de Control de Defensa Nacional de Rusia, coronel general Mikhail Mizintsev, en una reunión conjunta de los interlocutores ruso y sirio en la sede central de coordinación sobre reasentamiento de refugiados.

En el transcurso de la reunión, Mizintsev se dirigió al coordinador humanitario de la ONU en Siria. «Las áreas controladas por el gobierno legítimo están recibiendo cargas humanitarias mucho menos que Idlib a través de canales transfronterizos», dijo.

También recordó que la ayuda humanitaria de la ONU al cuestionado campo de refugiados de Al-Rukban de Siria termina en manos de los extremistas. «Sin embargo, la experiencia del primer y segundo convoyes humanitarios al campamento organizados bajo los auspicios de la ONU mostró que no importa cuán transparente esté organizado, tan pronto como los empleados de la misión humanitaria abandonen el campamento, los extremistas son los que se aprovechan de ayuda», señaló.

Por lo tanto, la ayuda humanitaria de la ONU para los sirios comunes se utiliza para proporcionar suministros a los miembros de grupos armados ilegales. «En este sentido, creemos que el problema debe resolverse de manera radical, la única forma de rescatar más rápidamente a los habitantes de Al-Rukban es el desmantelamiento final del campamento», subrayó Mizintsev.

Agregó que Rusia y Siria apoyan sin reservas las actividades de la agencia humanitaria de la ONU, que están destinadas a aliviar las luchas de los sirios comunes que fueron afectados por la guerra contra el terrorismo.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;