En las últimas seis semanas, el grupo terrorista Estado Islámico (ISIS Daesh) ha llevado a cabo varios ataques contra carreteras y trenes sirios en la parte central y oriental del país.

Estos ataques del Estado Islámico van desde disparos mínimos hasta explosivos plantados estratégicamente a lo largo de carreteras y ferrocarriles dentro de la gobernación de Homs.

Entre los actos de sabotaje más recientes llevados a cabo por los infames terroristas de ISIS se encontraba un ataque contra un tren petrolero que se dirigía al oeste de Siria desde la vasta región desértica del país.

Uno de los trenes petroleros que fue atacado por el Estado Islámico en el campo oriental de la gobernación de Homs.
Con la actual crisis petrolera de Siria debido a las sanciones lideradas por Occidente, el Estado Islámico ha encontrado una manera de intensificar la presión sobre el gobierno al causar estragos en sus rutas de suministro.

Como resultado de estos ataques del Estado Islámico, el gobierno sirio ha enviado refuerzos a lo largo de la Autopista Internacional en un intento por asegurar sus rutas de suministro desde la parte oriental del país.

El gobierno sirio se está preparando para reabrir el cruce estratégico de Albukamal con Irak, que debería allanar el camino para un mayor transporte de petróleo desde Irán.

Sin embargo, a pesar de este desarrollo positivo, el gobierno sirio todavía tiene que preocuparse por la gran presencia de terroristas del Estado Islámico cerca de esta carretera y su futuro ferrocarril que unirá Damasco y Teherán.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;