Los empleados del Servicio de Seguridad de Ucrania se anotaron una nueva provocación en el Estrecho de Kerch, capturando al petrolero ruso NEYMA.

La operación de captura se llevó a cabo conjuntamente con la Fiscalía Militar. Al mismo tiempo, los servicios especiales de Ucrania declaran abiertamente que el incidente de hoy es una venganza por las acciones de los guardias fronterizos rusos que, el 25 de noviembre del año pasado, detuvieron los barcos de la Marina junto con la tripulación que intentaba atravesar la frontera rusa.

El Servicio de Seguridad de Ucrania recordó que exactamente el petrolero «NEYMA» bloqueó el camino para el buque de guerra ucraniano durante la primera provocación de Kerch. Las fuerzas de seguridad ya habían registrado el barco secuestrado, habían incautado documentación y grabaciones de comunicaciones de radio, y también comenzaron a interrogar a los marineros. Mientras tanto, en Kiev intentan legalizar una incautación a través de un tribunal, explicándola con el «arresto» de la evidencia material.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;