El presidente palestino, Mahmoud Abbas, anunció que todos los acuerdos vigentes con el estado de Israel se suspenderán indefinidamente, luego de la demolición de viviendas de los palestinos en la Cisjordania invadida.

El presidente Abbas anunció la decisión el jueves por la tarde y dijo que entrará en vigencia el viernes. La medida se produce en respuesta a la demolición de viviendas del gobierno israelí en Wadi Hummus, una comunidad palestina en el sureste de Jerusalén.

«No obedeceremos a la dictadura y rechazaremos los intentos de imponer hechos realizados, particularmente en Jerusalén Este», dijo Abbas, luego de una reunión con altos líderes palestinos en Ramallah, según la agencia de noticias WAFA.

Palestina y Jerusalén oriental no pueden ser objeto de negociación.

«Las manos de los palestinos aún se extienden hacia una paz justa y amplia, … pero esto no significa que estemos listos para capitular y coexistir con la ocupación», agregó.

Tel Aviv anunció recientemente planes para despejar el camino para nuevos asentamientos en la Jerusalén oriental ocupada por Israel. La medida fue criticada por la Unión Europea como «un obstáculo para la paz» que «continúa minando la posibilidad de una solución viable de dos estados».

Además, durante su última candidatura a la primera ministra, Benjamin Netanyahu prometió «extender la soberanía» sobre, o anexar, los asentamientos existentes en Cisjordania. Según los informes, esa promesa se refleja en el plan de paz de Washington, apodado en los medios el «acuerdo del siglo» a pesar de que su contenido aún no se ha revelado. Los informes afirman que ofrecería colocar formalmente los asentamientos bajo el control legal israelí como parte del acuerdo, una condición que los palestinos cuestionan vocalmente.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;