Las inundaciones repentinas en el río Zeya en la región rusa del Lejano Oriente de Amur pueden repetir el escenario del 2013, cuando cinco regiones del Lejano Oriente se vieron afectadas por fuertes inundaciones, dijo el viernes el director de la dirección regional del Ministerio de Situaciones de Emergencia de Rusia, Matvey Gibadulin.

«La situación en Zeya puede desarrollarse en el escenario del 2013», dijo en una sesión presidida por el ministro de Situaciones de Emergencia, Yevgeny Zinichev.

En el 2013, fuertes inundaciones repentinas azotaron el Lejano Oriente al final del verano, lo que resultó en la mayor inundación registrada. Involucró a cinco regiones del Distrito Federal del Lejano Oriente, siendo la región de Amur, la región autónoma judía y la región de Khabarovsk las más afectadas.

Según el ministerio de emergencias, al 26 de julio, 158 edificios residenciales y 712 parcelas de hogares permanecían parcialmente inundados en dos regiones del distrito federal. Cuatro instalaciones socialmente significativas y 17 secciones de carreteras locales se han inundado.

Los equipos de rescate han evacuado a 740 personas de las zonas afectadas por las inundaciones. Un total de 249 personas, incluidos 128 niños, han sido alojados en centros de alojamiento temporal. Las lluvias con ráfagas de viento de hasta 23 metros por segundo han azotado cinco regiones del Distrito Federal del Lejano Oriente desde el 20 de julio.

El jueves se declaró un estado de emergencia en la región de Amur por las inundaciones.

Fuente

Etiquetas: ; ;