Francia anunció que comenzaría a cobrar impuestos a las empresas digitales de Estados Unidos con ventas anuales globales de más de 750 millones de euros (849 millones de dólares) y ventas en Francia de al menos 25 millones de euros después de que la UE no haya negociado un impuesto a nivel europeo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, criticó los planes franceses de imponer impuestos adicionales a las compañías digitales que operan en el país, y señaló que la «locura de Macron» resultaría en pasos recíprocos contra su país. En su tweet, insinuó que el vino francés podría ser el objetivo de la respuesta de Estados Unidos.

El ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, anunció el 5 de abril que el país está considerando gravar con impuestos a las empresas digitales más grandes que operan en el país para «llevar más justicia y eficiencia al sistema tributario internacional». El impuesto propuesto afectará a las empresas con ventas anuales globales de más de 750 millones de euros ($ 849 millones) y ventas en Francia de al menos 25 millones de euros. Muchas de las compañías que cumplen con estos criterios tienen su sede en los Estados Unidos. El anuncio se produjo después de que la UE no lograra alcanzar un terreno común en un impuesto digital a nivel europeo.

Washington dijo el 11 de julio que analizaría los planes de Francia para imponer el nuevo impuesto, citando las preocupaciones de que podría «atacar injustamente a las compañías estadounidenses».

«El Presidente nos ordenó que investiguemos los efectos de esta legislación y determinemos si es discriminatoria o irrazonable y representa una carga o restringe el comercio de Estados Unidos», dijo el Representante de Comercio de los Estados Unidos, Robert Lighthizer.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;