La presentación de Austria del ciudadano ruso Igor Zaitsev a la lista internacional de buscados bajo sospecha de espiar para la inteligencia militar de Rusia contra Austria es un intento de revivir la histeria en torno a los espías rusos, dijo el viernes el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia a TASS.

«Lamentamos profundamente que haya quienes busquen revivir el ‘tema candente’ de noviembre pasado sobre los espías rusos en Austria, que pensamos que se resolvió con nuestros socios austríacos. Al menos, todos nuestros contactos bilaterales con el liderazgo austriaco se han mantenido en este ambiente en los últimos meses», dijo el ministerio.

«Notablemente, las acusaciones están redactadas en el notorio estilo «altamente probable». Dado que tales falsificaciones nunca están destinadas a iniciar una conversación seria, no vemos ningún punto en comentarlas», enfatizó el ministerio.

El Ministerio del Interior de Austria dijo el jueves que había puesto al ciudadano ruso Igor Zaitsev, de 65 años, en la lista internacional de buscados por sospecha de espionaje para la Dirección Principal del Estado Mayor de Rusia, anteriormente conocida como Dirección Principal de Inteligencia, o GRU. La orden de arresto fue emitida por la oficina del fiscal de Salzburgo, que sospecha que Zaitsev reclutó al coronel austriaco retirado que fue arrestado en el 2018 y acusado de filtrar información secreta a Rusia. La policía austriaca afirma que se sospecha que el ciudadano ruso, un alto oficial de la GRU, coordina las actividades del oficial retirado del ejército austríaco para espiar a Austria desde 1987.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;