El sistema de defensa de misiles de próxima generación Arrow 3 ha sido desarrollado conjuntamente por Israel y los Estados Unidos. El sistema de armas está diseñado para interceptar misiles balísticos fuera de la atmósfera.

Israel ha realizado con éxito una serie de pruebas de su sistema antimisiles Arrow 3 el domingo 28 de julio, junto con la Agencia Americana de Defensa de Misiles en Alaska, informó el Ministerio de Defensa israelí.

El primer ministro Benjamin Netanyahu ha acogido con satisfacción las pruebas, e hizo hincapié en que Israel demostró su capacidad para resistir los misiles balísticos lanzados «desde Irán o desde cualquier otro lugar».

Anteriormente el sábado, se informó que el embajador de Israel en los Estados Unidos, Ron Dermer, había realizado una visita a Alaska la semana pasada en un momento en que altos funcionarios estadounidenses estaban en Israel para hablar sobre Irán. Antes de su viaje a Alaska, Dermer habría mantenido largas consultas con el Primer Ministro Netanyahu.

La Fuerza Aérea israelí había probado con éxito el sistema en enero en el centro de Israel. Se había programado que el país realizara una prueba conjunta de Estados Unidos e Israel en Alaska en mayo de 2018, pero la operación fue cancelada debido a dificultades técnicas.

La última prueba se realiza en medio de una prueba de misiles balísticos de mediano alcance que, según informes, fue realizada por Irán el miércoles. Según el gobierno israelí, el cohete Shahab-3 de Irán es capaz de llevar una ojiva nuclear.

Arrow-3 es fabricado conjuntamente por Israel y Boeing y se implementó por primera vez en Israel en 2017.
El sistema fue diseñado para destruir misiles en el espacio; completó su primera prueba de intercepción completa sobre el mar Mediterráneo en 2015.

La última prueba se produce en medio de tensiones en las relaciones entre Irán e Israel. El estado judío acusa a la República Islámica de apoyar a grupos «terroristas» como Hezbollah y Hamas, y de librar guerras por poderes en países como Siria que podrían representar una amenaza para la seguridad de Israel. Irán niega los cargos, acusando a Israel y sus aliados de participar en la agresión militar en toda la región.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;