El gobierno de Libia, respaldado por la ONU, denunció el domingo el bombardeo mortal de un hospital de campaña al sur de la capital, Trípoli, que mató a cinco médicos y paramédicos e hirió a otros ocho trabajadores médicos el sábado.

«El Consejo Presidencial del Gobierno de Acuerdo Nacional condena en los términos más enérgicos el ataque de las instalaciones civiles por parte de las fuerzas agresoras», dijo el gobierno en un comunicado.

Las autoridades del gobierno de acuerdo nacional estaban monitoreando y documentando los crímenes para llevar a los responsables ante la justicia, dijo el comunicado.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;