La reciente retirada de Irán de partes de sus obligaciones en virtud del histórico acuerdo nuclear del 2015 tenía por objeto crear un equilibrio en el estado de cosas en medio de la salida de EE.UU. del acuerdo el año pasado, dijo Amir Ali Abolfath, experto político iraní en los asuntos estadounidenses.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, retiró a Washington del acuerdo nuclear, o el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA), en mayo del 2018, dejando el destino del acuerdo en duda y precipitando tensiones después de la reimposición de sanciones, levantadas bajo el acuerdo por Washington.

Abolfath dijo que desde mayo del 2018 y después del retiro de Estados Unidos, Irán hizo todo lo posible para abordar la situación que rodea el acuerdo nuclear a través de lo que a veces se denomina «paciencia estratégica».

«Irán esperó un año para ver si los europeos podían contrarrestar el impacto de la retirada de los Estados Unidos del acuerdo nuclear y asegurar los intereses de Irán. Pero parecía que los europeos, independientemente de si podían o no, no cumplieron con las demandas de Irán y no pudieron seguir cumpliendo sus compromisos bajo JCPOA sin enfrentar severas sanciones de Estados Unidos», dijo.

La Unión Europea anunció el lanzamiento del canal especial de pagos de la UE con Irán, a saber, INSTEX, en enero para asegurar el comercio con Irán y eludir las sanciones estadounidenses contra Irán.

Según un informe del sitio web de noticias Eghtesadonline de Irán, el mecanismo solo implicaría acuerdos en productos como productos farmacéuticos y alimentos, que no están sujetos a sanciones estadounidenses.

Sin embargo, Irán ha sido cínico con la «seriedad» y la viabilidad del mecanismo de la UE y ha dicho que el acuerdo debe incluir las ventas de petróleo, suministrar a Irán petrodólares o proporcionar facilidades crediticias sustanciales para que sea beneficioso.

En consecuencia, la república islámica comenzó a retirarse de partes de sus obligaciones en virtud del acuerdo en dos intervalos desde mayo del 2019.

Irán anunció el aumento de la pureza de su uranio enriquecido más allá del 3,67 por ciento, y superó el arsenal de uranio enriquecido de bajo grado más allá de 300 kg, los límites establecidos en el acuerdo.

El lunes, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán advirtió a los firmantes europeos del acuerdo nuclear iraní de 2015 que se retiraran de otros de sus compromisos si no cumplen con las demandas de Irán.

«Todavía estamos esperando las medidas prácticas y concretas de los europeos para implementar el acuerdo nuclear», dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores iraní, Abbas Mousavi.

La paciencia de Teherán se está agotando, dijo Mousavi, y agregó que Irán daría «el tercer paso si los europeos no cumplen con sus compromisos una vez más».

Además, Abbas Araqchi, el enviado iraní a las conversaciones nucleares, enfatizó el domingo que Irán continuará abandonando más de sus compromisos relacionados con el acuerdo si las partes restantes del acuerdo no logran ayudar a Irán a cosechar sus intereses económicos.

Abolfath sugirió que las presiones de Estados Unidos y el fracaso de Europa para garantizar los intereses de Irán no han dejado a Teherán con otra opción que reducir sus compromisos nucleares.

«El movimiento (iraní) está destinado a ayudar a crear el equilibrio perdido en el acuerdo y reducir la presión de Estados Unidos sobre el país, lo que puede llevar a Trump a cambiar su política sobre Irán», dijo.

Teherán no parece tener muchas opciones en una situación en la que la actitud y las voces conflictivas de Trump no han dejado mucho espacio para el «optimismo», señaló.

«Aunque no quiero hacer ninguna recomendación, me gustaría reiterar que el camino elegido por Irán (para reducir el compromiso nuclear) parece ser la única opción para la República Islámica, a pesar de ser muy costoso y difícil», concluyó Abolfath .

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;