Las relaciones entre Irán y el Reino Unido cayeron en picado después de que las autoridades británicas en Gibraltar se apoderaron del buque cisterna Grace 1, que transportaba petróleo iraní. Teherán calificó la detención como ilegal y exigió su liberación. Las autoridades iraníes luego detuvieron a un petrolero británico por presuntas violaciones marítimas, pero señalaron que no fue en represalia por el Grace 1.

El ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Dominic Raab, dijo en un comunicado el 1 de agosto que Londres no planea «negociar» con Irán sobre los buques tanque arrestados y pidió a la República Islámica que actúe de manera «responsable» para reparar sus relaciones con el Reino Unido.

«Si personas o naciones han detenido ilegalmente con bandera del Reino Unido, entonces se debe mantener el estado de derecho y el derecho internacional. No vamos a intercambiar un barco que fue detenido legalmente con un barco que fue detenido ilegalmente: esa no es la forma en que Irán vendrá del frío «, dijo Raab.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;