Rosalina Santa Cruz, hermana del preso político desaparecido Fernando Santa Cruz, solicitó un juicio político contra el presidente brasileño Jair Bolsonaro, quien acaba de admitir que conoce detalles de este caso durante la dictadura militar.

Bolsonaro es una persona que ensalza la tortura, un crimen contra la humanidad. Es un individuo de odio, de maldad, dijo Rosalina en una entrevista con el sitio de Tutameia.

El presidente de extrema derecha desató la controversia cuando le dijo a los periodistas el lunes que le diría a Felipe Santa Cruz, presidente del Colegio de Abogados de Brasil (OAB), cómo murió su padre durante la dictadura militar (1964-1985).

Felipe es hijo de Fernando, asesinado por las Fuerzas Armadas en 1974, como lo demuestra un documento aeronáutico secreto y otros informes militares.

Sin embargo, el jefe de estado se atrevió a decir que el funcionario público y miembro de la organización Acción Popular (AP) fue ejecutado por un grupo armado de izquierda y no por el ejército.

«¿Quién es este Colegio de Abogados de Brasil? Si algún día el presidente del Colegio de Abogados de Brasil quiere saber cómo desapareció su padre durante el período militar, se lo diré. No querrá escuchar la verdad. Se lo diré», dijo el presidente sarcásticamente.

Ante estas confidencias ofensivas, la profesora recordó que su hermano «fue llevado a un campo de exterminio y el pueblo brasileño volverá a sus cabales para ver que ha sido víctima de manipulación política. Esta situación es insostenible».

Ella reconoció que están indignados «porque somos una familia que luchó arduamente para aclarar el caso de Fernando».

Ella enfatizó que la acusación contra Bolsonaro debe hacerse. Este caballero no puede ser el presidente de Brasil. Es el odio, la figura absurda, lo que solo nos avergüenza, comentó.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;