El yerno y asesor del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, Jared Kushner, se reunió con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, como parte de una gira regional para impulsar un controvertido plan estadounidense sobre el conflicto palestino-israelí.

Netanyahu y Kushner se reunieron en Jerusalén al-Quds el miércoles, según un comunicado de la oficina del primer ministro israelí.

A la reunión también asistieron el enviado especial de Estados Unidos para Oriente Medio, Jason Greenblatt, el Representante Especial de Estados Unidos para Irán, Brian Hook, el Embajador de Estados Unidos en Israel, David Friedman, y el Embajador de Israel en Washington, Ron Dermer.

No se revelaron más detalles sobre la reunión, pero la agencia de noticias oficial china Xinhua citó a un funcionario israelí no identificado diciendo que la reunión se centró en avanzar en el plan de «paz» de la administración Trump denominado como el «acuerdo del siglo».

La parte económica del acuerdo de Trump, que inyectaría $ 50 mil millones en economías en dificultades en el Medio Oriente durante los próximos diez años, fue presentada en junio por Kushner durante una conferencia en Bahrein.

Todas las facciones palestinas han boicoteado el evento, criticando a Washington por lo que consideran un intento de ofrecer recompensas financieras para que los palestinos acepten la ocupación israelí.

Más temprano el miércoles, Kushner llegó a Jordania para reunirse con el rey Abdullah II, quien actúa como custodio de los lugares sagrados islámicos en Jerusalén al-Quds.

El rey Abdullah le dijo a Kushner que cualquier solución para el conflicto debe asegurar «el establecimiento de un estado palestino independiente … con Jerusalén oriental [al-Quds] como su capital, viviendo en paz y seguridad junto a Israel».

Se espera que el equipo de Estados Unidos abandone los territorios ocupados el jueves para Egipto, Marruecos y Arabia Saudita para discutir los detalles de la propuesta con los líderes árabes.

El miércoles, el periódico israelí Yedioth Ahronoth informó que Kushner está tratando de convocar una cumbre diplomática con la asistencia de representantes de países árabes en Camp David, incluso antes de las elecciones israelíes en septiembre, para presentar los grandes rasgos del llamado plan de paz.

El periódico, que caracterizó el plan como un «regalo electoral» para Netanyahu, dijo que el primer ministro y embajador Dermer estaban involucrados en la planificación, a pesar de que Netanyahu no sería invitado, para facilitar la participación de los líderes árabes.

La Casa Blanca dijo que «actualmente no se ha planeado ninguna cumbre».

Los palestinos ya han rechazado como «la bofetada del siglo» la iniciativa de Trump para Oriente Medio, que según los informes, está muy sesgada a favor del régimen israelí.

El Washington Post dijo en abril que es probable que el plan «no llegue a garantizar un estado palestino separado y totalmente soberano».

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ;