Los manifestantes realizan una marcha de silencio en Nantes el sábado tras la muerte de Steve Maia Canico, quien desapareció durante un festival de música en junio en medio de una redada policial que resultó en enfrentamientos con fanáticos del techno.

La policía francesa ha utilizado un cañón de agua y gases lacrimógenos para dispersar a la multitud en una marcha de silencio en Nantes.

El cuerpo del joven que se ahogó en el río Loira fue descubierto el lunes, lo que provocó acusaciones de brutalidad policial que causó su muerte, porque muchos asistentes al festival fueron presuntamente obligados a ingresar al río por agentes, que usaron porras y gases lacrimógenos.

Según los informes, las autoridades francesas dijeron que evitarán que «los perturbadores» de la paz accedan al centro de la ciudad después de que el movimiento de los chalecos amarillos dijo que se unirían al evento.

La ola de manifestaciones de los chalecos amarillos comenzó en el país a mediados de noviembre debido a alzas planificadas en los impuestos a los combustibles. Si bien el gobierno ha abandonado sus planes de aumentar los impuestos, la gente sigue saliendo a las calles de Francia todos los fines de semana para protestar contra las políticas actuales del gobierno.

Fuente

Etiquetas: ; ;