Las tensiones se han estado gestando en la región del Golfo desde que Irán incautó un petrolero con bandera del Reino Unido el mes pasado citando violaciones de las normas marítimas. Semanas antes, un buque petrolero iraní había sido detenido frente a las costas de Gibraltar por presuntamente violar las sanciones antisirias.

El Cuerpo de la Guardia Revolucionaria iraní detuvo a un petrolero extranjero en el Golfo Pérsico para pasar combustible a ciertas naciones árabes, informó el domingo Press TV. Según el IRGC, el buque fue detenido el miércoles 31 de julio de 2019.

«Las fuerzas navales del IRGC se han apoderado de un petrolero extranjero en el Golfo Pérsico que estaba contrabandeando combustible para algunos países árabes», informó Press TV.

Según el comandante de la Guardia de Irán, el buque incautado transportaba 700,000 litros de combustible. El comandante agregó que los siete marineros a bordo habían sido detenidos.

El buque que transportaba el combustible de contrabando se transfirió a Bushehr y el combustible de contrabando se entregó a la Compañía Nacional de Distribución de Productos Petrolíferos de Bushehr, de conformidad con la legislación iraní.

Las tensiones en el Golfo Pérsico han aumentado en los últimos meses. La situación se volvió especialmente acalorada cuando Irán se apoderó del buque petrolero de bandera británica Stena Impero en el Estrecho de Ormuz el 19 de julio por lo que describió como una violación de las regulaciones marítimas internacionales. La medida se produjo dos semanas después de que los infantes de marina británicos capturaron el propio petrolero Grace 1 de Irán por una supuesta violación de las sanciones de la Unión Europea contra Siria.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;