Al menos ocho personas resultaron heridas después de que una serie de fuertes explosiones sacudieron una base militar, según los informes, repleta de alrededor de 40,000 proyectiles de artillería, en Rusia. Se ordenó la evacuación de todos los pueblos cercanos.

Las explosiones del lunes ocurrieron en una instalación del ejército a las afueras de la pequeña aldea de Kamenka en la región de Krasnoyarsk en Siberia. Las explosiones fueron provocadas por un incendio que estalló dentro de un depósito de municiones.

Actualmente se está produciendo un incendio en el área, que alberga alrededor de 40,000 proyectiles de artillería de 125 mm y 152 mm, generalmente utilizados por tanques y obuses, informaron los medios, citando fuentes militares. El personal de la base se refugió en un refugio antibombas cuando comenzaron las explosiones.

Al menos ocho personas resultaron heridas, incluidos dos militares, que fueron hospitalizados con heridas de metralla. Se dice que algunas de las víctimas también sufrieron quemaduras leves.

Las explosiones se escucharon claramente en todo Kamenka, y muchos residentes observaron una gran nube de humo gris ondeando sobre la base en llamas. La onda expansiva de las explosiones rompió ventanas en algunas casas.

Algunos lugareños huyeron aterrorizados a los bosques cercanos y las autoridades ordenaron más tarde la evacuación de todas las aldeas dentro de un radio de 20 km de la instalación militar.

Dos trenes de bomberos fueron enviados a la escena; el viceministro de defensa fue enviado al área para coordinar la situación en el terreno.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;