China advirtió a los funcionarios estadounidenses contra la «colusión» con manifestantes separatistas en Hong Kong, enfatizando que la ciudad pertenece a China y que Beijing responderá fuertemente a cualquier movimiento que desafíe su soberanía.

El comisionado del Ministerio de Relaciones Exteriores de China en Hong Kong dijo el martes que los políticos de Estados Unidos tienen que detener de inmediato la colusión con los manifestantes de Hong Kong.

Estaba reaccionando a una declaración emitida por la Presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Nancy Pelosi, en apoyo de lo que ella denominó «valientes manifestantes prodemocráticos en Hong Kong».

El domingo, miles de personas, algunas con banderas estadounidenses y británicas, ocuparon las calles de Hong Kong luego de un violento enfrentamiento con las fuerzas policiales.

La ciudad ha sido sacudida por meses de disturbios y protestas callejeras contra un proyecto de ley de extradición propuesto que el gobierno de la ciudad ha eliminado efectivamente.

Sin embargo, las protestas continuaron, abriendo un nuevo frente en un enfrentamiento cada vez mayor entre Estados Unidos y China.

Washington respalda firmemente los disturbios en Hong Kong a pesar de las protestas oficiales de Beijing, que advierte contra la intromisión extranjera en los asuntos de la ciudad.

Mientras tanto, la agencia oficial de noticias de China, Xinhua, dijo el domingo que «el gobierno central no se quedará de brazos cruzados y dejará que esta situación continúe».

Hong Kong ha sido gobernado bajo un modelo de «un país y dos sistemas» desde que la ciudad, una antigua colonia británica, fue devuelta a China en 1997.

Beijing ha dicho que los disturbios son avivados por «manifestantes radicales» que plantean un «desafío abierto a la autoridad del gobierno central». Dice que Estados Unidos y el Reino Unido se están entrometiendo en los asuntos de Hong Kong y China.

Estados Unidos y Gran Bretaña también se encontraban entre los países occidentales que se oponían al proyecto de extradición.

Estados Unidos también está involucrado en una disputa comercial con China, y puede agitar aún más las tensiones con Beijing mediante el despliegue de misiles de alcance intermedio en Asia.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;