Algunos políticos estadounidenses están sobregirando el crédito de la nación ya que romper las promesas se ha convertido en su movimiento característico, según expertos.

Estados Unidos, una vez más, rompió su palabra al anunciar el plan para imponer un 10 por ciento adicional en aranceles sobre 300 mil millones de dólares estadounidenses en importaciones chinas a partir del 1 de septiembre.

Los que encienden el barril de pólvora se quemarán, dijeron expertos en un simposio celebrado el lunes por la Universidad Renmin de China (RUC).

«La parte estadounidense carece de sinceridad en las consultas y está acostumbrado a ejercer la máxima presión», dijo Yu Miaojie, subdirector de la Escuela Nacional de Desarrollo de la Universidad de Pekín.

«Al contrario de la postura de resolución de problemas de China, Estados Unidos tiene una actitud de crear problemas», dijo Cheng Dawei, investigador de la Academia Nacional de Desarrollo y Estrategia, RUC.

China siempre ha cumplido su palabra, y el país, basándose en los principios del mercado, ha creado recientemente condiciones favorables para que las empresas nacionales compren productos agrícolas estadounidenses, dijo Cheng.

El cambio de política no ha traído ningún beneficio a los Estados Unidos. El crecimiento del PIB del país se desaceleró a 2.1 por ciento en el segundo trimestre, por debajo del 3.1 por ciento de crecimiento del primer trimestre, según mostraron los últimos datos del Departamento de Comercio de EE.UU..

Los bienes de consumo representaron una proporción considerable en la última amenaza arancelaria de los Estados Unidos contra China. Los aumentos de las tarifas dañarían los intereses de una gran cantidad de consumidores estadounidenses si entran en vigencia y provocarán presiones inflacionarias en el país, dijeron expertos en el simposio.

«Es necesario reconocer la complejidad y la naturaleza a largo plazo de las fricciones económicas y comerciales entre China y Estados Unidos», dijo Huo Jianguo, vicepresidente de la Sociedad China para Estudios de la OMC, y agregó que para las dos economías más grandes del mundo, la teoría del desacoplamiento no es realista

Según los expertos, China debe mantener una comprensión clara y una determinación estratégica al enfocarse en el desarrollo de alta calidad, a fin de estimular la vitalidad del mercado y mejorar la resiliencia económica.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;