Una experta en asuntos de América Latina dice que las sanciones más recientes de los Estados Unidos contra Venezuela señalan la frustración de Estados Unidos frente a Venezuela.

Aline Piva, periodista y analista de Sao Paulo, hizo las declaraciones al programa el martes después de que Estados Unidos agravara sus sanciones económicas ya draconianas contra Venezuela al imponer un bloqueo a todos los activos del gobierno venezolano en suelo estadounidense.

Describió las últimas prohibiciones estadounidenses como «una medida muy extrema» y una indicación de que Washington se había «desesperado» en sus intentos de subvertir el gobierno electo del país latinoamericano.

Piva dijo que la Casa Blanca había recurrido a la congelación de activos después de todas sus medidas previas contra el presidente venezolano Nicolás Maduro, ya sean prohibiciones económicas o apoyo a la figura de la oposición Juan Guaidó, que no tuvieron «el resultado que ellos (los estadounidenses) esperaban».

Ella dijo que el boicot iba a tener «un impacto severo en la economía ya asediada de Venezuela», y señaló que lo que Washington buscaba era «la destrucción final de la economía venezolana».

El periodista también comentó sobre un informe de enero del Centro de Investigación Económica y Política (CEPR), un grupo de expertos progresista con sede en Washington, DC, que había dicho que hasta 40,000 personas podrían haber muerto como resultado de las sanciones de Estados Unidos contra Venezuela. .

Ella dijo que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quería «causar que el pueblo [venezolano] sufriera», y calificó a su administración como «un gobierno que siente que tiene el poder de llevar a la gente a morir solo para derrocar a un gobierno».

Michael Lane, fundador del Instituto Americano de Política Exterior de Washington, que también estaba siendo organizado por el programa, dijo que Washington consideraba que el gobierno de Maduro era «ilegítimo». Reconoció que estaba buscando un «cambio de régimen» en Venezuela.

Lane consideró las sanciones del martes como «el último clavo en el ataúd económico de Venezuela» y un intento de apuntar a «muchos de los que son leales a Maduro».

Dijo que si las prohibiciones no funcionan, Washington «podría considerar un bloqueo militar» contra el país latinoamericano, pero señaló que no creía que Trump todavía estuviera listo para llegar tan lejos.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;