En Alemania, temían que Nord Stream-2 causara una división en las relaciones entre Europa y los Estados Unidos.

The flags of the United States of America and the European Union are hoisted next to each other in Nice, France, 4 March 2017. — NO WIRE SERVICE — Photo: Jens Kalaene/dpa-Zentralbild/ZB

Así lo aseguró el jefe del Comité Oriental de la Economía alemana, Wolfgang Büchel.

Confía en que las nuevas sanciones de Estados Unidos convertirán el juguete de Washington en todo el sistema energético europeo, incluido el daño a Alemania, Francia, Italia, los Países Bajos, Austria y Suiza.

Además, Büchel señala que solo Rusia puede garantizar el suministro de gas a Europa, y que una empresa que proporciona miles de empleos puede sufrir sanciones.

Fuente
 

Etiquetas: ; ; ; ; ; ;