Estados Unidos ofrece actualmente hasta 3 millones de dólares a organizaciones que investigan misiones médicas cubanas, en un nuevo ataque contra uno de los programas de solidaridad más importantes del país caribeño.

El sitio web de Cuba Money Project informó que la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) otorgará la cifra a grupos que ‘investigan, recopilan y analizan información’ relacionada con presuntas violaciones de los derechos humanos del personal de salud cubano que trabaja en el extranjero.

USAID busca solicitudes hasta el 26 de agosto de grupos con experiencia en Cuba o países similares que puedan desarrollar herramientas para esta actividad, y dijo que no obligará a las organizaciones dentro de Cuba a revelar que el gobierno de los Estados Unidos está financiando su trabajo.

La medida de la agencia sigue a la decisión del Departamento de Estado el 20 de junio pasado de incluir a Cuba en una lista de países que, según Washington, no cumplen con los estándares mínimos para eliminar la trata de personas, a pesar de la tolerancia cero declarada por Cuba contra el fenómeno.

La administración de Donald Trump ha condenado las supuestas malas condiciones de trabajo que sufren los médicos cubanos en misiones estatales en el extranjero, ignorando el reconocimiento internacional que este programa disfruta en los países beneficiarios y entre las organizaciones de salud.

Después del informe sobre la trata de personas, el presidente cubano Miguel Díaz-Canel denunció las mentiras y calumnias del gobierno de los Estados Unidos al colocar a Cuba en la peor categoría de la lista, y dijo que los médicos cubanos son ‘esclavos por amor a los demás’.

El jefe de Estado señaló en Twitter que Washington ataca así la colaboración médica cubana, que es «un ejemplo de solidaridad, humanidad y cooperación noble y legítima entre los países del Sur».

Los nuevos movimientos no constituyen la primera vez que Washington ataca misiones médicas cubanas, ya que los convirtió en el objetivo de su política contra Cuba con la implementación del llamado Programa de Libertad Condicional para médicos cubanos.

Este mecanismo, aprobado durante la administración de George W. Bush (2001-2009) y suspendido bajo el de Barack Obama (2009-2017), fomentó una fuga de cerebros de la isla al alentar a los médicos y otros profesionales de la salud a abandonar las misiones internacionalistas y emigrar a los Estados Unidos a través de acuerdos especiales.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;