Rusia ha llamado el «terror económico» de Estados Unidos para congelar todos los activos del gobierno venezolano en los Estados Unidos. El lunes, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, emitió una orden ejecutiva que también apunta a otros países que continúan haciendo negocios con el «régimen» de Nicolás Maduro.

En respuesta a las acciones estadounidenses, miles de personas salieron a las calles de Caracas para expresar su apoyo al presidente Maduro.

Desde enero, el país ha estado en crisis política luego de que el líder opositor Juan Guaidó se proclamara presidente interino de Venezuela el 23 de enero, dos semanas después de la toma de posesión del presidente Nicolás Maduro a un segundo mandato después de las elecciones de mayo de 2018.

Estados Unidos y sus aliados acusaron al gobierno de Maduro de matar de hambre a su gente, algo que la periodista independiente Eva Bartlett que visitó el país este año dice que no es cierto, y agregó que los medios de comunicación occidentales pintan una imagen falsa de la situación allí.

¿Por qué has decidido ir a Venezuela? ¿Qué ciudades has visitado?

Eva Bartlett: Casualmente sucedió que una delegación de paz iba desde de Estados Unidos, así que me uní a ellos durante mi primera semana, lo cual fue muy interesante porque luego pudimos ir a muchas áreas diferentes, muchas de las áreas más pobres, también nos reunimos con los representantes de la sociedad civil y representantes gubernamentales, incluidos el presidente Maduro y el canciller Jorge Arreaza.

Ahora, esto es un poco divergente, pero había planeado ir a Kiev para ver el juicio del [periodista] Kirill Vyshinsky, pero American Airlines canceló todos los vuelos fuera de Venezuela, así que no pude irme, y perdí mi vuelo a Kiev.

Así que decidí quedarme porque, en ese momento, lo que los medios occidentales decían sobre Venezuela era que todo el mundo se muere de hambre, no hay comida en las tiendas, fabricaciones muy exageradas.

Así que no solo anduve por el centro de Caracas, sino que fui a lo que se conoce como el barrio más pobre de América Latina: Petare, y me fui a las colinas de Petare. Y donde quiera que iba, veía personas que parecían no morir de hambre, y veía una tienda que vendía comida, carne, queso, verduras. Así que principalmente lo que obtuve fue que los medios estaban fabricando una crisis que no existe. Hay pobreza, pero la forma en que los medios lo presentan es que todos se mueren de hambre, todos comen de la basura, y ese no fue el caso.

Caminé bastante, y tomé el metro por toda la ciudad, y vi una instancia de alguien comiendo una bolsa de papas fritas de la basura, pero no vi este caos masivo que los medios retrataban.

Durante ese tiempo, hubo dos apagones importantes que el gobierno venezolano atribuye a la interferencia y el sabotaje del gobierno estadounidense. En ese momento, a pesar de que las personas no tenían energía, por lo tanto, sin agua, etc., estaba tranquilo, la gente permanecía tranquila, se ayudaban mutuamente.

Así que me alegré de estar allí en ese momento, porque era un momento en que se propagaba una de las peores propaganda de guerra, y pude ver que al menos estas cosas no eran ciertas en absoluto y traté de transmitir eso a gente que me sigue

Si no me equivoco, asististe a dos manifestaciones políticas diferentes en Caracas, tanto a favor del gobierno como de la oposición. Entonces, ¿cómo puedes describir cada uno de ellos?

Eva Bartlett: Entonces, la manifestación progubernamental a la que fui: terminé caminando en la manifestación entre dos o tres horas, fue enorme, y todo el tiempo la gente me rodeó, fue un mar interminable de personas por las calles. Fue muy festivo, la gente cantaba cánticos en apoyo del presidente Maduro, también cantaban canciones sobre Venezuela, sobre personas unidas, y eran muy acogedores, eran muy felices, incluso bailaban y también eran patrióticos.

Pero también, si se detuvo y habló con personas, descubrió que estaban muy bien informadas sobre lo que están defendiendo, no solo están diciendo un eslogan, pueden citar la Constitución, conocen sus derechos legales, saben qué es lo que los estados imperialistas, específicamente estadounidenses, han estado tratando de hacer en Venezuela y no van a permitir eso.

Fui a otro mitin progubernamental; Creo que fueron dos semanas después, fue tan grande, si no más grande, la misma fiesta. El primer día que fui a la manifestación progubernamental, también intenté ir a una manifestación en apoyo de la oposición o Guaidó, no resultaron, y luego, una o dos semanas después, se suponía que había otro, y literalmente me subí a un taxi en moto y di la vuelta a todos los puntos donde se suponía que debía comenzar el rally, y no pude encontrar a nadie. No pude encontrar a nadie. Encontré un grupo de partidarios de Maduro, y finalmente, encontré un grupo de 10 a 15 partidarios de la oposición en el este de Caracas, en Chacao y en Altamira, encontré quizás 20 personas. Entonces no vi a las masas.

Y realmente quería hacerlo; Quería hablar con ellos porque mis colegas han estado allí antes cuando hubo manifestaciones más grandes, y las personas con las que hablaron fueron violentas, agresivas, abusivas. Entonces, quería escuchar lo que tenían que decir, pero solo pude hablar con dos personas, y una persona insistió en que las elecciones de 2018 eran ilegítimas, a pesar de que Jimmy Carter, del Centro Carter, dijo que las elecciones venezolanas son las más importantes. transparente que él conoce, y la otra persona realmente no tenía mucho que decir.

Entonces, en general, lo que eliminé fue que las personas que apoyaban al gobierno estaban mejor informadas sobre por qué apoyaban al gobierno, y las pocas personas con las que pude hablar que apoyaban a Guaidó o la oposición solo tenían un par de puntos de conversación, usurpación era la palabra que estaban usando.

Sputnik: ¿Qué te impresionó más cuando viniste a Venezuela?

Eva Bartlett: La gente, honestamente la gente, porque, nuevamente, estas personas son en gran parte las más pobres de Venezuela, pero su espíritu es muy impresionante. No solo están bien informados, sino que también están entusiasmados.

Si tomaste a una persona pobre en un país desarrollado, en un país de América del Norte, digamos, encontrarás que no solo una persona pobre sino incluso una persona rica, la gente se queja mucho, pero en las áreas pobres de Venezuela encontré personas trabajando juntos, y muy esperanzadores, inspiradores y trabajadores.

La otra cosa es que las mujeres tienen un papel importante en la sociedad allí, en gran medida una sociedad igualitaria. Las mujeres tienen mucho poder, debo decir, en Venezuela, y realmente se enfocan en educar a los jóvenes allí, así que encontré un gran sentido de comunidad en Venezuela.

¿Qué conclusiones sacaste después de tu viaje a Venezuela? ¿Qué cosas que había escuchado o visto resultaron ser ciertas, y qué era solo la propaganda de los principales medios?

Eva Bartlett: Bueno, tengo que decir con justicia que solo estaba en Caracas, la razón principal es que mi español es muy, muy mínimo. Entonces, a pesar de que podría haber viajado por todo el país, y lo había hecho en años anteriores, no tenía un traductor, por lo que no tendría sentido, realmente no podía realizar entrevistas. Solo para decir que solo estaba en Caracas, pero dicho eso, di la vuelta y conocí, como mencioné, a personas de la sociedad civil y líderes comunitarios, etc. Entonces, lo que quito es que hay una base amplia de apoyo al presidente Maduro.

No tengo suficiente conocimiento de primera mano para entrar en las estadísticas exactas de cuánto apoyo es eso, pero lo que veo en general es lo que los medios de comunicación occidentales están haciendo en sus informes sobre Venezuela paralelos sobre lo que han hecho en Siria, en Libia, en Iraq, en Corea del Norte, en cualquier área que las naciones imperialistas quieran atacar, ya sea para derrocar al liderazgo y cosechar los recursos, o simplemente eliminar un poder que ven como un poder que no quieren que exista.

Entonces se usan las mismas tácticas. Están vilipendiando al liderazgo, en un grado muy extremo y ridículo, y son muy abusivos. El liderazgo occidental es muy abusivo cuando se trata de Rusia, Siria, Venezuela. No es solo criticar las políticas; Está criticando a la persona. Y también la propaganda muy exagerada sobre cuál es la realidad en el terreno, lo mismo en otras áreas. Entonces, lo que eliminé es que los medios de comunicación occidentales están mintiendo y fabricando un caos que no existe y también que, desafortunadamente, Estados Unidos no cederá.

Durante una reunión con el canciller Arreaza, citó una conversación que tuvo con Elliot Abrams, en la que dijo: «Está bien, su golpe ha fracasado», refiriéndose al intento de Juan Guaido de proclamarse presidente. Y Abrams dijo algo como: «Bueno, espero con ansias la destrucción de su economía», que es, por supuesto, lo que las sanciones le están haciendo a Venezuela. Ese es otro aspecto triste que Estados Unidos no va a ceder, van a aumentar las sanciones como lo han hecho con Rusia y otros países. Continuarán apoyando a elementos extremistas y violentos en Venezuela.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;